Puede avanzar un 5% en menos de tres meses

El oro comenzará a brillar como activo refugio tras varios trimestres 'apagado'

La guerra comercial de Donald Trump, la negociación del Brexit y las tensiones financieras resaltarán la seguridad de invertir en el metal precioso. 

Evolución y perspectivas para el precio del oro



El precio del oro está preparado para un movimiento al alza. El metal precioso ha caído un 4% desde finales de junio y los inversores no se han lanzado a invertir en uno de los activos 'refugio' por excelencia. En esta mala evolución no jugaría tanto peso el leve repunte de los bonos o del dólar, sino el sentimiento negativo acerca de esta materia prima

Los inversores parecen desconfiar del oro como 'activo refugio' debido a que en la reciente crisis de los mercados emergentes no ha ejercido como tal. Aun así, Nitesh Shah, analista de la firma estadounidense WisdomTree, destaca que ese argumento tiene un fallo ya que "el hecho de que las acciones de los mercados desarrollados se mantuvieron fuertes durante el período sugiere que los inversores no estaban buscando un refugio seguro". 

El escenario de pesimismo parece excesivo y el oro puede 'brillar' en los próximos trimestres. De hecho, contemplan un escenario base de que el precio del metal termine el año en los 1.270 dólares por onza, es decir, avanzaría más de un 5% en menos de tres meses. Además, se prevé que divise la cota de los 1.320 dólares a finales del tercer trimestre del curso próximo. 

El sentimiento, a juicio de la firma estadounidense, será clave para la subida del precio del oro. Las subidas de tipos de la Fed están ampliamente descontadas en las bolsas y en el dólar, y el posicionamiento especulativo podría impulsar su precio ya que "creemos que el actual posicionamiento neto negativo está en su nivel más bajo desde 2001 y es inusual, a la luz de los riesgos que imperan en el mercado", señala Nitesh Shah. 

La guerra comercial de Donald Trump, la negociación del Brexit y las tensiones financieras serán factores que provoquen un sentimiento más optimista acerca del oro y recuerden el papel de 'refugio' que siempre ha sido. De hecho, el aumento del proteccionismo no dañará la economía mundial pero si añadirá 'ruido' al mercado, algo en lo que coincide la gestora de fondos de AXA

Mihir P. Worah, director de inversiones de asignación de activos y rentabilidad real de Pimco, ve atractivo invertir en oro al considerar las últimas caídas como "una oportunidad para incorporar en la cartera una cobertura frente a los episodios de aversión al riesgo a una valoración atractiva".

La mayor gestora de activos del mundo de renta fija hace énfasis en que la rentabilidad inferior con respecto a su media histórica por las propiedades del oro como metal y como moneda están provocando su caída ante las tensiones comerciales y el fortalecimiento del dólar estadounidense, al imponerse sobre sus propiedades como reserva de valor a largo plazo

La opinión de Carsten Menke, analista de materias primas de Julius Baer, es alcista en el medio y largo plazo. El experto del banco suizo destaca que "vemos un rebote adicional en los precios desde el debilitamiento del dólar y el retorno como activo 'refugio' una vez que el crecimiento y las preocupaciones por la inflación imperEn en los mercados financieros". Por tanto, la firma tiene una visión constructiva no solo con el oro sino también con la plata. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios