Devolución de capital

Paga extra de Ana Rosa, Arregui y Loizaga en Rea: repartirá 25 millones a sus socios

La sociedad de varias fortunas VIP inicia su liquidación con la devolución de aportaciones, reducción de capital y un dividendo

Ana Rosa Quintana no ha secundado la huelga pero ha mostrado en su programa una camiseta con el lema 'Mujeres al poder'
Ana Rosa Quintana, dueña de Otelum y accionista de Rea. / TL5

Cartera Industrial Rea, la sociedad de inversión que agrupaba a media docena de fortunas VIP españolas, ya ha puesto cifras al proceso de descapitalización que afronta tras haberse desprendido de sus últimas inversiones en bolsa. La compañía que dirige Antonio González Adalid ha revelado los términos de los pagos extraordinarios que realizará a sus accionistas, que totalizan unos 25 millones de euros.

Según consta en un comunicado enviado a la CNMV, la compañía se ha quedado sin activos, prevé dar por finiquitada su actividad inversora y  con el reparto a sus socios de todo el dinero del que dispone tras la reciente venta, en abril, de su participación en Mecalux. La compañía de sistemas de almacenaje era el único activo de Cartera Rea y el pasado 30 de abril, ya en el segundo trimestre, firmó la venta del 6,6% de acciones por 33 millones de euros. Ahora, como avanzó ‘La Información’, ha iniciado el proceso de liquidación tras quedarse vacía de inversiones.

Cartera Rea es una sociedad de inversión en la que convivían Juan Luis Arregui (Ence, Iberdrola), con un 18,5% del capital; los Soria Vaquerizo (Torre Rioja) mantienen un 15%, en tanto que los Loizaga (antigua Mercapital) atesoran el 13% del capital a través de Inversiones Europeas SL; la familia Figar (Ossa), con el 9% de las acciones; o la familia Zardoya, dueños de la empresa de ascensores, con otro 8%. También forma parte de Rea, con un 6,5% a través de Otelum, la periodista y presentadora de televisión Ana Rosa Quintana, que depositó parte de su patrimonio ahí tras la venta de la productora Cuarzo.

Cartera Industria Rea fue creada en origen como la sociedad General Mercantil (1964), pero distintas vidas después acabó redenominándose como Cartera Hotelera y en 2007 cambió de marca y proyecto de nuevo bajo el liderazgo de José María Loizaga, Juan Luis Arregui y con el ex Enagas Antonio González-Adalid. A lo largo de la última década fue incorporando nuevos socios y activos a su cartera de inversiones como Tubacex, Mecalux o Europac.

Tras la última venta, Rea prevé repartir un montante total de 25 millones de euro o 1,1 euros por acción, más del doble de su capitalización actual, según consta en Bolsa de Madrid. De ellos, 7,3 millones serán en forma de dividendo extraordinario sujeto a las preceptivas retenciones, 4,4 millones se devolverán con cargo a la prima de emisión y las aportaciones de los socios y los 13,1 millones restantes se pagarán en forma de reducción de capital.

“La reducción tiene por finalidad la devolución de aportaciones a los accionistas de la sociedad. El importe bruto a abonar por cada acción será de 0,58 euros, sobre el que se practicará la retención fiscal del 1% correspondiente al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados”, explica Rea a la CNMV.

El presidente de Ence, Juan Luis Arregui, a través de la patrimonial familiar, percibirá unos 4,5 millones de euros brutos por sus acciones, mientras que los Soria Vaquerizo ingresarán 3,75 millones, mientras que los Loizaga recibirán otros 3,25 millones.  Ana Rosa Quintana recibirá 1,6 millones de euros por su participación accionarial en Rea a través de esas tres vías.  La sociedad abrirá ahora el plazo de un mes para proceder a estas operaciones simultáneas de remuneración a sus accionistas y dejará en manos del ejecutivos de Rea (González-Adalid, Francisco Javier Acebo Sánchez y Roberto Benito) toda la operación.

Ahora cada uno emprenderá el camino por su lado después de las diferencias de criterio entre los socios a la hora de gestionar Rea y después de que hace un año, la CNMV confirmase una sanción de 80.000 euros a Cartera Industrial Rea y a su consejero delegado, González-Adalid (con otros 20.000 euros) "la realización de prácticas de manipulación de mercado con acciones propias en 15 sesiones bursátiles de 2015", según consta en el comunicado de la CNMV.

Ahora en Portada 

Comentarios