EEUU, principal culpable

El pesimismo de los gestores sobre la economía se dispara a máximos de 2011

Entre los riesgos más esgrimidos están la guerra comercial de Donald Trump (43%), la desaceleración de China (18%) y un ajuste cuantitativo. 

Donald Trump
Donald Trump es el gran riesgo para las inversiones / EFE

No corren buenos tiempos a la hora de invertir y los gestores de fondos de inversión bien lo saben, de ahí que la liquidez en sus carteras alcance su nivel más alto en 18 meses y se sitúe en el 5,1%, según los resultados de la encuesta realizada por Bank of America Merrill Lynch que ha sido publicada este martes. Sin duda, toda una declaración de intenciones a la hora de no encontrar buenas opciones de inversión. 

El motivo no es otro que la ralentización económica. El 24% de los expertos encuestados por el banco estadounidense han señalado que esperan que el crecimiento económico a nivel mundial pise el freno este año, frente al 7% de agosto, por lo que es la peor perspectiva para el crecimiento del PIB desde diciembre de 2011. 

Entre los motivos esgrimidos por los gestores señalan que el freno del crecimiento económico está motivado por una desaceleración en EEUU, según esgrimen el 48% de los participantes. Por su parte, un 24% esgrime que este freno continuará en el tiempo mientras que un 28% cree que el crecimiento en Asia y Europa podría pisar el acelerador. 

Con este escenario, los gestores han adaptado sus carteras. En concreto, asignan a acciones de Estados Unidos un 21%, dos puntos más que en la lectura anterior y su nivel más alto desde enero de 2015, mientras que la asignación a acciones globales cae hasta el 22%, cerca de su nivel más bajo en 18 meses. La zona euro también pierde apetito al retroceder desde el 17% hasta el 11% (mínimo de 18 meses) y el peso en emergentes es un 10%, su ponderación más baja desde marzo de 2016 como consecuencia de la crisis que viven tanto Argentina como Turquía. 

Por tanto, los inversores están vendiendo mercados emergentes junto a bancos y materiales mientras que en el lado opuesto estarían las inversiones en Japón y en sectores como sanidad e industria, que ganan peso en las carteras de los expertos.  

Entre los riesgos para los mercados, la guerra comercial que está librando Donald Trump es el motivo más esgrimido por los gestores por cuarto mes consecutivo, con un 43%. Por su parte, la desaceleración de China (18%) y un ajuste cuantitativo (15%) cerrarían el podio. 

Con este escenario, el oro (activo 'refugio' por excelencia) reluce y comienza a despertar el interés de los inversores. De hecho, el número de encuestados que dice que el oro está infravalorado ha alcanzado su récord en 17 años. El metal precioso cotiza en su nivel más bajo desde 2016, con un precio de 1.208 dólares por onza.  

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios