Crisis del coronavirus

El petróleo, de rally: alzas del 10% con la desescalada y los recortes de producción

A las puertas del vencimiento del contrato de junio en el crudo estadounidense su precio se dispara un 227% en relación a los mínimos de abril

El consumo de barriles de petróleo superará los 100 millones
El petróleo afianza su rally al avanzar la desescalada y los recortes de producción / Pixabay

Los precios del petróleo afianzan el 'rally' de los últimos días desde los mínimos de los años 90 que reeditaron en abril, cuando el mercado energético rozó el colapso a causa del hundimiento de la demanda por la crisis de la Covid, de la falta de capacidad de almacenamiento y un recorte de la oferta que, ante esa coyuntura, el mercado consideraba insuficiente. Este avance se produce a escasas horas de que venza el contrato de junio en el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI), el que más terreno ha recuperado tras llegar a hundirse a terreno negativo. 

El avance en la desescalada de las principales economías, con el consiguiente aumento en la demanda de combustibles, la puesta en marcha de los recortes pactados por la OPEP +  y Estados Unidos, y mensajes como el lanzado por la noche por el presidente de la Reserva Federal ayudan a que este rebote sea posible. En una entrevista a la cadena estadounidense CBS, Jay Powell ha incidido en que el organismo cuenta con más munición en la recámara por si fuera suficiente y en que la recuperación, que todavía llevará tiempo, ya se ha iniciado. 

Subidas de dos dígitos

A media tarde, el precio del barril de WTI avanza alrededor del 240% desde el suelo que marcó el pasado 21 de abril en 9,46 dólares. Solo este lunes, los futuros avanzan un 10%, hasta 32,4 dólares, su nivel más alto desde mediados de marzo. Mientras, el barril de Brent, de referencia en Europa, se recupera más de un 120% desde el mínimo que marcó el 22 de abril en 16,27 dólares. Hoy se anota cerca del 9%, hasta 35,4 dólares. 

Con todas las cautelas, aún, los expertos inciden en que el crudo puede ampliar sus avances a medida que las restricciones en la movilidad van a menos. A esto se suma el hecho de que en Estados Unidos los productores han reducido el número de plataformas de petróleo y de gas que están a pleno rendimiento por segunda semana consecutiva. 

Arabia Saudí, el principal exportador de oro negro a nivel global, anunció la semana pasada que recortaría un millón de barriles adicionales all día a partir de junio. Mientras que la OPEP + se planea extender los recortes de petróleo existentes más allá de junio, cuando está previsto el próximo encuentro de los países que conforman el cártel y de sus socios. 

En sus últimas perspectivas, Bank of America estima que el precio del barril de Brent se mantendrá en el entorno de los 30 dólares en el segundo trimestre y que a finales de año podrá alcanzar los 41 dólares. En el caso del crudo ligero West Texas, sus perspectivas lo colocan en una media de 20 dólares a lo largo de este trimestre y lo elevan hasta los 34 dólares a finales del ejercicio. 

Otros expertos, como Nemo Qin, analista del bróker eToro no descarta que el WTI "rompa la resistencia de los 30 dólares y busque la consolidación en el rango de los 30 a 32 dólares". Desde su punto de vista, eses responde principalmente a que los recortes de la OPEP+ más los de países como EEUU y Noruega reducen "de manera eficaz la brecha entre el suministro y la demanda de crudo en el mercado".

Al mismo tiempo, Qin añade que los planes de reactivación tras la pandemia por parte de la primera economía del mundo y de Europa "han llevado a los inversores a anticipar que la demanda global de crudo se incrementará en el segundo trimestre, impulsando los precios". Sin embargo, el experto advierte de que los inversores deberían tener prudencia, "ya que la situación después de que se levanten las restricciones continúa siendo incierta".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING