A partir del 2 de mayo

El veto de Trump a Irán dispara el precio del crudo por temor al desabastecimiento

La prohibición de importar petróleo de Irán afecta a grandes potencias como China, India, Turquía y países europeos como Italia y Grecia.

Fotografía petróleo Brent
El petróleo se eleva a máximos de siete meses. / EFE

Tensión en el mercado del crudo. El precio del barril de petróleo Brent con entrega en un mes, la referencia para Europa, roza este martes los 74,5 dólares, un 3% por encima de sus niveles del pasado jueves y registra así su cotización más alta desde noviembre de 2018. Detrás de esta escalada de precios se encuentra la expectativa de que EEUU endurezca sus presiones sobre Irán con el anuncio de  posibles sanciones contra un grupo de países que compran crudo a Teherán y que hasta ahora gozaban de una exención temporal estadounidense.

En concreto, según la prensa estadounidense, el Gobierno de EEUU podría anunciar este mismo lunes la retirada de estas exenciones a las importaciones de crudo iraní por parte de ocho países, que podrían verse así objeto de las sanciones estadounidenses. Actualmente China, Grecia, India, Italia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía disfrutan de esta exención, que expira el próximo 2 de mayo.

El precio del barril de petróleo Brent, que cerró el pasado jueves en 71,97 dólares, se dispara hasta los 74,47 dólares, su precio más alto desde el 1 de noviembre de 2018. En lo que va de año, el crudo de referencia para el Viejo Continente se ha revalorizado un 38%. En el caso del petróleo Texas, de referencia para EEUU, el precio del barril ha llegado a escalar hasta los 65,87 dólares, su mayor coste unitario desde el 31 de octubre de 2018 y un 45% por encima del precio marcado al cierre de 2018.

En noviembre, EEUU volvió a imponer sanciones a las exportaciones de petróleo iraní después de que el presidente Donald Trump se retirara unilateralmente del pacto nuclear de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales. Sin embargo, Washington otorgó exenciones a los ocho compradores principales de Irán, China, India, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Turquía, Italia y Grecia, que les permitieron seguir haciendo compras limitadas durante seis meses. España, que era uno de los principales importadores de petróleo del país hasta entonces, retiró al país de entre sus fuentes de abastecimiento.

Dos países europeos, afectados

El secretario de Estado, Mike Pompeo, reiterará este lunes que el objetivo de Washington es reducir a cero las exportaciones de petróleo iraní y agregó que EEUU no tenía planes de otorgar ningún período de gracia más allá del 1 de mayo para que los países incumplan. Los expertos temen que otra caída en las exportaciones iraníes restringirá aún más la oferta en un mercado ya restringido a través de las sanciones de EEUU contra Irán y Venezuela, además de los recortes voluntarios liderados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El fin de las exenciones afectaría más a los compradores asiáticos como China e India, que son los principales importadores de crudo iraní y han presionado a EEUU para que extienda su moratoria más tiempo. En fechas recientes, Trump aseguró que Arabia Saudí y otras naciones de la OPEP deberían "más que compensar" cualquier caída en el suministro del petróleo iraní, pero en el mercado los precios del crudo han comenzado a escalar en previsión de que se produzcan problemas en el suministro. EEUU se ha convertido desde hace tres años en un exportador neto de petróleo gracias a la producción de crudo relacionada con el fracking, que le ha permitido aprovechar sus antiguos pozos.

Respuesta de Irán: bloqueo de Ormuz

Las autoridades iraníes aseguraron este lunes que sus exportaciones petroleras no se reducirán a cero, pese al endurecimiento de las sanciones de Estados Unidos, y amenazaron de nuevo con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz. Así reaccionó Teherán al anuncio de la Casa Blanca de que no renovará las exenciones para la compra de petróleo iraní que había otorgado a ocho países, entre ellos algunos de los mayores clientes de crudo iraní. "Las exportaciones de petróleo de Irán no se reducirán a cero en ninguna circunstancia a menos que las autoridades iraníes decidan detenerlas", aseguró un responsable del Ministerio de Petróleo iraní, que pidió el anonimato, en declaraciones a Efe.

Teherán ya ha advertido en varias ocasiones ante los intentos de Washington de frenar sus exportaciones con interrumpir el tránsito de petróleo de los países del Golfo por el estrecho de Ormuz, entre Irán y Omán, por el que circula aproximadamente el 20 % del crudo del mundo. El comandante de la Fuerza Naval del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución, Ali Reza Tangsirí, amenazó este lunes de nuevo con la opción de bloquearlo. "De acuerdo con las normas internacionales, el estrecho de Ormuz es un cruce marítimo, por lo que en caso de que se nos restrinja cruzarlo vamos a cerrarlo", aseguró Tangsirí.

Los ingresos procedentes de las exportaciones petroleras son vitales para la economía de Irán, que sufre desde hace un año una fuerte crisis marcada por la inflación y la devaluación de la moneda nacional. Las exportaciones petroleras de Irán cayeron a cerca de unos 800.000 barriles diarios antes de la entrada en vigor de las sanciones en noviembre pasado, frente a 2,5 millones que vendía, aunque esta cifra aumentó debido a las exenciones que ahora llegan a su fin.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios