Miércoles, 26.06.2019 - 10:59 h
Se reducen un 73% en el primer semestre

Los inversores castigan a Philips en bolsa por la abrupta caída de sus beneficios

La multinacional holandesa ha visto caer sus ganancias ante la reestructuración interna que está viviendo.

Philips suprimirá 4.500 empleos tras perder 1.131 millones hasta septiembre
La compañía cae con fuera en la Bolsa de Ámsterdam

Las acciones de Philips tiemblan este lunes en la Bolsa de Ámsterdam. A esta hora retroceden un 4,7%, hasta los 34,92 euros, después de la publicación de unos resultados semestrales nada halagüeños. La compañía redujo su beneficio neto un 73,8% entre enero y junio de este año, hasta los 126 millones de euros, según ha informado la multinacional holandesa a primera hora del día.

Cabe recordar que la multinacional ha tenido que reorientar su negocio hacia los dispositivos médicos tras la escisión de su negocio de iluminación Philips Lighting. Por ello se habría producido esta bajada de las ganancias, según ha señalado. Igualmente, la reestructuración que ha tenido que llevar a cabo la empresa ha provocado la caída de los ingresos procedentes de las operaciones interrumpidas y mayores costes por adquisiciones, que han ascendido desde los 89 millones de la primera mitad de 2017 a los 116 de este año.

El beneficio de las actividades continuadas de Philips entre enero y junio fue de 280 millones de euros, un 3% menos que en el mismo periodo de 2017, mientras que su resultado bruto de explotación ajustado alcanzó los 1.173 millones de euros, un 9,2% más que un año antes. En el segundo trimestre, Philips no registró beneficio neto atribuido en comparación con las ganancias de 250 millones de euros entre abril y junio de 2017, mientras que las ventas de la compañía se mantuvieron estables en 4.288 millones de euros. En términos comparables, la facturación de la holandesa aumentó un 4% interanual.

En este periodo, las operaciones discontinuadas de Philips reportaron un impacto negativo de 177 millones de euros en relación con el valor ajustado de la participación restante de la compañía en Signify (antigua Philips Lighting), prácticamente compensado por el efecto positivo de los dividendos recibidos por las acciones de Signify.

Entre abril y junio, Philips logró un ahorro en sus compras de 67 millones de euros, mientras que la reducción de costes en personal y productividad alcanzaron los 38 millones de euros. De este modo, la compañía espera alcanzar un ahorro anual de 400 millones de euros en 2018. "De cara al futuro, reiteramos nuestros objetivos para el periodo 2017-2020 de un crecimiento de entre el 4% y el 6% de las ventas comparables y una mejora media anual de 100 puntos básicos del margen del Ebita ajustado", indicó el consejero delegado de Philips, Frans van Houten.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios