El quinto banco de EEUU

PNC, 'creador' del coloso Blackrock, ve "oportunista" la compra de BBVA USA

El banco de Pensilvania califica de “comprar oportunista” (por debajo de precio) la adquisición de la franquicia bancaria “premium” en el Sunbelt (cinturón del sol) para crecer al Sur y Oeste de EEUU.

William Demchak, presidente de PNC Financial
William Demchak, presidente de PNC Financial
L. I. / PNC / Archivo

Todavía no está claro si están más contentos en BBVA con la venta de su negocio en EEUU, o en PNC Financial con la compra de la “franquicia premium del cinturón del sol” que el banco español tardó dos décadas en construir. BBVA USA recorre los estados del sur del país, la mayoría fronterizos con México como California, Nuevo México, Arizona, Texas, Florida y Alabama. El banco con sede en Pittsburgh (Pensilvania), referente bancario de los estados del Norte-Este de EEUU, se hace con uno de los líderes de estados sureños de habla hispana y con mejores proyecciones demográficas.

BBVA ha señalado ante los analistas como “oportunidad única” la venta “en efectivo y no en acciones” de BBVA USA por 11.600 millones de dólares (9.700 millones de euros). De hecho, en su presentación, la entidad que preside Carlos Torres ha dado un tirón de orejas a los expertos que siguen la acción y les ha recordado que el precio de la venta multiplica sus pronósticos previos. De hecho, la cifra excede en 6.300 millones las estimaciones promedio de valoración para el negocio en EEUU que mantenía el consenso de analistas.

PNC califica como “compra oportunista” (por debajo de precio, en la jerga financiera) la adquisición de la franquicia bancaria “premium” de BBVA en el Sunbelt (cinturón del sol) de EEUU. PNC son las siglas de Pittsburgh National Corporation, el más importante de Pensilvania, estado natal del presidente electo Joe Biden

La entidad que dirige William Demchak se convierte con la operación en el quinto mayor banco minorista entre los grandes bancos nacionales (JPMorgan, Bank of America, Citi y Wells Fargo), excluyendo a las firmas de Wall Street (Goldman, Morgan). Con la compra del negocio de BBVA superará a US Bancorp y Trust Financial en el ránking americano.

La adquisición de BBVA USA incorpora a PNC 86.000 millones de euros en depósitos y 66.000 millones en préstamo, según el balance general de BBVA USA al 30 de septiembre de 2020. PNC espera incurrir en costes de fusión e integración de 980 millones de dólares, y logrará ahorros de costes por sinergias (eficiencia, plantillas, administración) superiores a 900 millones, o el 35% de los gastos no financieros anuales estimados de BBVA USA.

De Norte a Sur, de Este a Oeste: el superbanco de PNC y BBVA USA.
De Norte a Sur, de Este a Oeste: el superbanco de PNC y BBVA USA.
Nerea de Bilbao (Infografía)

El banco detrás de Blackrock

Más allá del tranquilo negocio del negocio típico bancario de intermediar por los préstamos y depósitos, PNC es la firma detrás de la creación del gigante de la industria de los activos Blackrock. La firma fundada por Larry Fink se independizó a mediados de los años 90 gracias a PNC de Blackstone, su anterior dueño. Fue entonces cuando emprendió una carrera vertiginosa que le han llevado a convertirse en el gigante financiero de los fondos indexados con más de 7 billones de dólares en activos bajo gestión.

El banco de Pittsburgh compró el 80% de BlackRock en febrero de 1995 por 240 millones, en una operación que supuso la salida del accionariado de Blackstone y una serie compras cruzadas de activos de hipotecas. Por entonces, los activos bajo gestión de la firma de Fink apenas alcanzaban los 24.000 millones. En 1999 vendió parte de sus acciones con la salida a bolsa de Blackrock y en febrero de 2006, antes de la crisis financiera, dio un salto de gigante con la fusión con la gestora de fondos de Merrill Lynch. 

Aquella operación diluyó su participación al 35% de Blackrock. Solo tres años más tarde, en junio de 2009, la firma de inversiones completó su transformación con la compra del negocio de ETFs y fondos indexados iShares al británico Barclays por 13.500 millones de dólares.

Desde entonces, la posición de PNC se mantuvo estable en Blackrock hasta mayo de 2020, cuando en plena pandemia, anunció la venta de todas sus acciones en el grupo por 15.500 millones de dólares. Con el exceso de liquidez en balance, el banco estadounidense ha dado un golpe de efecto de forma inesperada con la operación sobre BBVA.  

"No te voy a dar demasiados detalles pero la oportunidad surgió para PNC cuando vendió su participación en Blackrock en mayo. No es habitual una oportunidad así de pago en efectivo”, explicó en la conferencia con analistas el consejero delegado, Onur Genç. PNC espera que se cierre la transacción a mediados de 2021, sujeta a las aprobaciones regulatorias. Una vez que lo haga, sus planes pasan por fusión de BBVA USA en PNC y eliminará todo rastro de la marca del banco español en el negocio adquirido.

Mostrar comentarios