En el último año

El 'engaño' de Porsche desata la locura en los fondos: invierten un 24.000% más

La apuesta de algunos de los  gurús ha provocado una auténtica fiebre, aunque la firma no tiene nada que ver con la idea que tiene todo el mundo.

Porsche vs Volkswagen
Porsche vs Volkswagen

Porsche sorprendió a propios y extraños cuando pasó de ser una empresa poco seguida en bolsa, a convertirse en una verdadera pieza de coleccionista. En apenas un año, segundo trimestre de 2017 frente al de 2018, el número de fondos con posiciones en su capital social pasó 2 a 23. Con ello, la cifra de capital invertido por estos en la compañía se disparó un increíble 23.977%, desde los 265.000 euros a acercarse a los 64 millones.

Además, se produjo la llegada de fondos con gestores muy afamados como Cobas, con Francisco García Paramés al frente -a través de dos de sus productos-, Numantia, Deep Value o Renta 4. Todo ello empujó a que muchos inversores imitarán a dichos gurús y apostarán por la compañía. El problema es que más de uno se llevó una sorpresa al revisar las cuentas de la compañía por la que habían apostado.

El balance de Porsche Automobil Holding está prácticamente vacío, esto es que no hay partidas referentes a plantas de producción, a la maquinaria o los inventarios de los vehículos por vender. Simplemente, la partida 'Investments Accounted for Equity' con un valor de 31.035 millones, es la única con una cantidad importante entre los activos de la firma. Lo anterior se explica por el hecho de que en realidad, es un holding empresarial creado por la familia Porsche que controla el 30,8% de las acciones del grupo Volkswagen y el 52,2% de los derechos de dicha firma.

El matiz de lo anterior es importante, ya que en realidad el inversor que ha seguido a Cobas o Numantia no ha comprado al productor de los lujosos Cayenne o Panamera, sino una amalgaba de marcas que va incluye Audi, Seat, Lamborgini o Ducati. De hecho, el dividendo que ha pagado este año Porsche, unos 530 millones, es prácticamente calcado a los 570 millones que recibió de Volkswagen por sus participaciones.

¿Por qué el 'boom' de inversiones?

La avalancha de inversiones en Porsche desde fondos españoles, se explica por dos razones fundamentalmente: La primera, era que a finales del año pasado el sector del automóvil se percibió como un mercado barato, tras unos años con fuertes caídas, que ofrecía grandes oportunidades de revalorización. De hecho, en el último año el número de capital invertido por fondos españoles en Volkwagen ha aumentado un 532%, en la italiana Fiat Chrysler un 191% y Peugeot llegó a acumular un crecimiento del 140%.

La segunda era que Porsche ofrecía un doble descuento respecto al resto de compañías del sector. Por un lado, al ser acciones de Volkwagen contaban con su mismo descuento por el escándalo del 'dieselgate'. Por otro lado, el holding cotiza con descuento respecto al fabricante de coches pese a ser las mismas acciones. Lo anterior se observa cuando se comparan la capitalización de ambas firmas: Volkswagen cotiza a cerca de 69.900 millones de euros, mientras que Porsche que debería valer cerca de 21.000 millones –ya que contiene el 30% de sus acciones- solo alcanza los 16.400 millones.

La razón del descuento con el que cotiza Porsche respecto a Volkswagen se remonta a 2008, cuando los dueños de la compañía hizo su propio 'Elon Musk'. En aquel año, cuando estaba muy presionada por bajistas y hedge funds, declaró que compraría Volkswagen provocando una hecatombe en el mercado. Por unos momentos, Porsche se convirtió en la compañía más valorada del mundo cuando sus acciones superaron los 1.000 euros. El movimiento provocó que aquellos fondos que habían invertido a la baja perdieron miles de millones.

Al final, resulto que no era verdad y la única salida para la firma alemana fue llegar un acuerdo con Volkswagen. El contrato se cerró con la integración de Porsche en el fabricante de automóviles a cambio de un 30% de sus acciones, que es lo único que queda en Porsche Automobil Holding. Ahora, los mismos hedge funds que perdieron con las declaraciones de sus dueños están en un largo litigio legal frente a la firma, a la que piden una indemnización de 5.000 millones de dólares. La cifra corresponde con la diferencia de valoración entre ambas compañías, por lo que a medida que se resuelvan las demandas se cerrará el gap. Por ello, los fondos españoles han querido apostar por Porsche, porque consideran que ganará las demandas y que con ello sumarán a la revalorización de Volkswagen otro 20% adicional.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios