Volverá a comprar deuda

Powell claudica ante Trump: la Fed rebaja tipos (-0,25) por primera vez desde 2008

El banco central suspende la reducción de su balance y reactiva su programa de recompra de deuda federal reinvirtiendo los rendimientos de su cartera

Powell ha escuchado a Trump.
Powell ha escuchado a Trump. / Fed / L.i.

La Reserva Federal (Fed) de EEUU acaba de bajar los tipos de interés en EEUU en un cuarto de punto (-0,25 puntos), desde el rango 2,25%-2,5% hasta el escalón 2%-2,25%, en el primer recorte del precio del dinero desde diciembre de 2008, en el apogeo de la crisis financiera en Wall Street. El banco central dirigido por Jerome ‘Jay’ Powell da marcha atrás de este modo a su último movimientos, hace ocho meses, cuando subió tipos por última vez y justifica su decisión en "las implicaciones de los desarrollos mundiales para el panorama económico, así como en las presiones inflacionarias silenciadas".

Se trata de un movimiento esperado por el mercado aunque menor de lo previsto a tenor de las elevadas expectativas generadas desde la Casa Blanca por el presidente Donald Trump. El mandatario estadounidense lleva meses criticando la política monetaria de la Fed y esta misma semana ha reclamado al banco central un “gran recorte” de tipos. Wall Street apenas se ha inmutado tras el movimiento, aunque finalmente optó por las caídas -que rondaron el 1% en el Dow, S&P y Nasdaq- debido a que Powell señaló el movimiento como de corto recorrido.

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Fed, Powell apuntó directamente por momentos a la guerra comercial de EEUU y China -impulsada por Trump- como fuente principal de riesgo para la economía. "El débil crecimiento global y las tensiones comerciales están teniendo efectos en la economía de Estados Unidos, mayores de lo esperado", dijo Powell aunque después intentó desdecirse quitando hierro al comentario.

El rector de la Fed reafirmó perspectiva "positiva" para la economía de EEUU, a la que calificó como "saludable", si bien señaló que los problemas vienen "del exterior". Powell no descarta nuevas bajadas de los tipos de interés aunque tampoco da por finalizado el ciclo al alza y dijo que la Fed ha realizado un "ajuste" de tipos en mitad del camino. En realidad, el gobernador hizo un juego de equilibrios para justificar una decisión que no se apoya en los fundamentales económicos.

Rueda de prensa Powell

División de opiniones en la Fed

El consejo de gobernadores de la Fed no tomó la decisión por unanimidad sino con dos votos en contra de Esther L. George y Eric S. Rosengren, quienes prefirieron en esta reunión mantener el rango objetivo de los tipos en el nivel anterior. A favor del recorte del precio del dinero se posicionaron el presidente Powell, el vicepresidente John C. Williams, así como Michelle W. Bowman; Lael Brainard; James Bullard; Richard H. Clarida; Charles L. Evans; y Randal K. Quarles.

"Esta acción respalda la opinión del Comité de que una expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo simétrico del 2 por ciento del Comité son los resultados más probables, pero persisten las incertidumbres sobre esta perspectiva", explica en el primero de los comunicados que acompañan a su decisión sobre tipos.

Al igual que el BCE de Mario Draghi, la Fed incorpora a su comunicado su preocupación sobre la evolución de la inflación y señala que evaluará en el futuro sus movimientos en "relación con su objetivo de empleo máximo y su objetivo de inflación simétrica del 2 por ciento", apunta el banco central después de explicar que las perspectivas de inflación están apagadas. La última lectura del IPC en EUU se situó en el 1,6%.

La Fed suspende la reducción de balance y volverá a comprar deuda: 20.000 millones al mes

En una comunicado simultáneo de la bajada de tipos, la Fed señala que ha dado orden, a partir del 1 de agosto de 2019, para que "reinvierta todos los pagos de principal de las tenencias de deuda de la Reserva Federal y valores respaldados por hipotecas de la agencia recibidos durante cada mes calendario" en nuevas compras de activos. Desde 2017, el banco central había reducido en casi 800.000 millones (-15%) su balance después de años de compras de deuda (quantitave easing).

El banco central tenía previsto finalizar en septiembre su reducción de balance, que ahora volverá a expandirse. En total, los pagos del principal de la deuda de la agencia y los valores respaldados por hipotecas por un importe de hasta 20.000 millones de dólares al mes se reinvertirán en valores del Tesoro (deuda) hasta igualar aproximadamente la composición de vencimiento de los valores del Tesoro en circulación. A partir de esa cantidad, señala la Fed, los cobros de cupones de su cartera se reinvertirán en deuda de las agencias hipotecarias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios