Máxima volatilidad

Powell corta las alas a un Bitcoin que se dispara hasta un 1.000% en el año Covid

La criptodivisa ha recibido con fuertes caídas las palabras del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, que ha calificado a las divisas digitales de "activos especulativos"

Powell corta las alas a un Bitcoin que se dispara hasta un 1.000% en el año Covid
Powell corta las alas a un Bitcoin que se dispara hasta un 1.000% en el año Covid
Pexels

Toca pendiente pronunciada a la baja en la montaña rusa en que se ha convertido la cotización del bitcoin. La criptodivisa ha recibido con fuertes caídas las palabras del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, que ha calificado a las divisas digitales de "activos especulativos". La más popular de las criptomonedas, que venía de registrar máximos históricos hace apenas unos días en los 61.742 dólares (51.900 euros) se ha hundido casi un 10,5% en una semana hasta el entorno de los 55.300 dólares. 

El mensaje de Powell -asegurando que las criptomonedas no son una alternativa al dólar ni "una reserva de valor útil" por su alta volatilidad y porque no cuentan con respaldo de ningún tipo- ha caído como un jarro de agua fría entre los inversores y ha acelerado las ventas. Sin embargo, el efecto de sus palabras apenas han supuesto una muesca en la cotización de la moneda digital, que se dispara alrededor del 1.000% desde hace un año, cuando al estallar la pandemia de coronavirus llegó a desplomarse hasta los 5.000 dólares en plena crisis por la paralización de la economía. 

Tras la fortísima corrección registrada durante el 'crash' de los mercados hace justo un año, la criptodivisa ha registrado un repunte vertiginoso que ha superado ampliamente las expectativas del consenso. "Creemos que una de las principales razones detrás de su crecimiento es su mayor adopción por parte de los inversores institucionales, así como el respaldo generado por los avances de la industria y un entorno general más favorable", apuntan desde la gestora neoyorkina WisdomTree.

Los ETPs (vehículo de inversión que imita el rendimiento de una selección de activos relacionados) sobre el bitcoin y los fondos cotizados (ETFs) han obtenido un crecimiento extraordinario al haber recibido inversiones superiores a los 900 millones de dólares el año pasado, tal y como añaden desde la firma. Otro aspecto clave en su mayor adopción institucional ha sido el sólido crecimiento de la operativa en los mercados de futuros regulados, que asciende hoy a más de 3.000 millones en volumen diario operado.

"En diez años el bitcoin ha alcanzado una capitalización de mercado de 1 billón de dólares... el oro no lo hizo hasta 1999" 

En sólo una década de existencia, el bitcoin ha conseguido alcanzar una capitalización de mercado de aproximadamente un billón de dólares. A modo de comparación, el oro no alcanzó este nivel hasta 1999 y actualmente tiene un valor de mercado diez veces superior: ¿se reducirá el diferencial entre estos dos activos de alto nivel? En opinión de Pierre Savarzeix, gestor de carteras de Seeyond (Natixis AM), pese a ser muy diferentes por su naturaleza (un activo tangible frente a otro intangible, el viejo frente al nuevo mundo), son muy similares en su finalidad, puesto que tanto el oro "físico" como el bitcoin encriptado pretenden ofrecer algún tipo de seguridad durante las operaciones.

Más allá del 'rally' apabullante de los últimos meses, no exento de un componente especulativo de acuerdo con los expertos consultados, el bitcoin se ha empleado como un verdadero depósito de valor, como una cobertura contra una posible depreciación de las monedas de papel controladas por los bancos centrales. Estos últimos, al crear cantidades masivas de liquidez para contrarrestar los efectos deflacionarios de la crisis generada por la Covid-19, también han facilitado las condiciones para una depreciación de sus monedas. "Esta afluencia al bitcoin y a otras criptodivisas ha provocado la consternación de algunos observadores, que habrían preferido que el oro desempeñara este papel... exclusivamente", añade Savarzeix.

Incompatible con la inversión responsable y muy deflacionario

El experto pone en cuestión, sin embargo, las posibilidades de que a futuro haya una implantación a mayor escala de la divisa digital, no solo por los ingentes recursos energéticos que se necesitan para su funcionamiento, sino también porque se trata -a su juicio- de un activo altamente deflacionario por construcción (ya que no se puede superar el número máximo de 21 millones de unidades), que además conserva un elevado coste de oportunidad al no pagar intereses ni dividendos.

Desde la gestora AXA IM recuerdan cómo la continua "minería" de bitcoin genera un enorme consumo de electricidad que es incompatible con los requerimientos de la inversión responsable, cada vez más en auge. Varios estudios han criticado las externalidades negativas de la minería de criptoactivos y han cuestionado la sostenibilidad de estas prácticas. Actualmente, se crean unos 900 bitcoins nuevos cada 24 horas. Como se acuñan mediante ordenadores, se requiere una enorme cantidad de energía. Según una investigación de la Universidad de Cambridge, bitcoin consume más electricidad cada año que toda Argentina.

Mostrar comentarios