Contra el 'shock' del coronavirus

Powell refuerza el bazuca de la Fed a una versión sin límite y exige "agresividad"

La autoridad monetaria estadounidense desplegará una nueva serie de herramientas para proteger el flujo de crédito a hogares y empresas.

November 13, 2019 - Washington, DC, United States: Federal Reserve Chairman Jerome Powell speaking at a hearing of the Joint Economic Committee. (Michael Brochstein/Contacto)
Powell refuerza la compra de activos de la Fed

Nueva vuelta de tuerca al bazuca de la Reserva Federal de EEUU. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed ha decidido eliminar las restricciones de compra de activos que planteó en su última reunión (500.000 millones para deuda pública y 200.000 millones en hipotecas)  dando rienda suelta a todo el poder del banco central con compras sin límite de estos activos. Al mismo tiempo, el gobernador Jerome Powell rescata algunos de los fondos y mecanismos creados en la crisis financiera de 2008 por Ben Bernanke y la Fed contará con el apoyo del Departamento del Tesoro para financiar estas compras. El anuncio se produce mientras la Casa Blanca, el Congreso y el Senado intentan llegar a un acuerdo para un plan fiscal de 2 billones de dólares.

"La pandemia de coronavirus está causando enormes dificultades en los Estados Unidos y en todo el mundo. La primera prioridad de nuestra nación es cuidar a los afectados y limitar la propagación del virus. Si bien persiste una gran incertidumbre y ha quedado claro que nuestra economía enfrentará graves perturbaciones. Se deben realizar esfuerzos agresivos en los sectores público y privado para limitar las pérdidas de empleos e ingresos y para promover una recuperación rápida una vez que disminuyan las interrupciones", explica la autoridad monetaria.

Ahora la Fed señala que comprará valores del Tesoro y valores respaldados por hipotecas "en las cantidades necesarias para respaldar el buen funcionamiento del mercado y la transmisión efectiva de la política monetaria a las condiciones financieras más amplias y la economía". Además, el FOMC incluirá compras de valores respaldados por hipotecas comerciales en sus compras de valores, de modo que incluye de manera efectiva en su abánico herramientas la compra de estos activos para evitar una crisis financiera.

En la última reunión de política monetaria, que tuvo lugar de emergencia el domingo 15 de marzo, la Fed bajó los tipos a cero y aprobó comprar 700.000 millones de dólares (651.508 millones de euros) en deuda del Tesoro e hipotecas respaldadas por las agencias semiestatales. Al mismo tiempo anunció una acción coordinada con otros cinco bancos centrales (BCE, Suiza, Reino Unido, Canadá y Japón) para dotar de liquidez en dólares al mercado debido a las tensiones que se están produciendo.

Despliegue del arsenal de la Fed y el Tesoro

Junto a la conversión en ilimitado de su programa de compras de deuda, el banco central contará con un refuerzo: el Departamento del Tesoro que utilizando el Fondo de Estabilización de Intercambio (FSE), proporcionará 30.000 millones de dólares en capital. Dentro de las nuevas medidas, la Fed señala que establece dos 'grifos' de liquidez para respaldar el crédito a grandes empleadores: la Facilidad de Crédito Corporativo del Mercado Primario (PMCCF) para la emisión de nuevos bonos y préstamos; y la Facilidad de Crédito Corporativo del Mercado Secundario (SMCCF) para proporcionar liquidez a los bonos corporativos ya emitidos y que requieran de nueva liquidez.

La autoridad gobernada por Powell establece una tercera línea: la Línea de Crédito de Valores con Garantía de Activos a Plazo (TALF) para apoyar el flujo de crédito a consumidores y empresas. El TALF, que ya se usó en la crisis de 2008 tras la crisis subprimer y la quiebra de Lehman Brothers, permitirá la emisión de valores respaldados por activos (ABS) respaldados por préstamos estudiantiles, de automóviles, tarjeta de crédito, de pymes y otros activos.

Junto a los distintos vehículos y herramientas planteadas, la Fed también busca facilitar el flujo de crédito a los ayuntamientos y entes locales al expandir la Facilidad de Liquidez del Fondo de Inversión Mutua del Mercado Monetario (MMLF) para incluir una gama más amplia de valores, incluidos los pagarés municipales y los certificados bancarios de depósito. Asímismo comprará los pagarés municipales con el Fondo de financiación de papel comercial (CPFF) para incluir papel comercial.

Como parte de las acciones de la Fed para garantizar el flujo de crédito, la autoridad monetaria ha anunciado también "un cambio técnico para permitir que los bancos continúen otorgando préstamos a hogares y empresas solventes" y se trata de liberar a los bancos de los riesgos de préstamos fallidos y que puedan hacer uso de los colchones de capital contra la crisis.  Se trata de la activación del TLAC, un colchón adicional de capital y deuda a largo plazo que podría usarse para recapitalizar un banco si está en dificultades. "El cambio facilitará el uso de los amortiguadores de los bancos para promover la actividad crediticia a hogares y empresas", explica el banco central.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING