Se dispara un 23% desde que se firmaron

Desconfianza a los presupuestos: la prima de riesgo marca máximos en 2018

Los inversores prefieren vender deuda española en mitad de la negociación con Bruselas y las tensiones económicas en Italia.

Prima de Riesgo
Prima de Riesgo

La prima de riesgo supera máximos del año y ha llegado a superara lo largo de la sesión los 140 puntos básicos. Hasta el momento, el pico en este 2018 lo marcó durante los días en que se celebró la moción de censura en España, que a su vez coincidió con uno de los brotes importantes de las tensiones en Italia. Por aquel entonces, alcanzó los 134 puntos -ahora está un 5,22% por encima- a la espera de que la Comisión Europea ofrezca su valoración a los presupuestos presentados.

Los hitos temporales que ha ido marcando el Gobierno durante la negociación de sus presupuestos, han ayudado a mover al alza al diferencial. Todo empieza el 6 de septiembre, tras unos meses tranquilos en el mercado, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reúne con el líder de Podemos, Pablo Iglesias para negociar los nuevos presupuestos. En ese momento, la prima empieza a revertir esa tendencia plana que había registrado semanas atrás.

El 8 de septiembre, dos días después, el líder de Podemos da un nuevo empujón a las negociaciones e impone un ultimátum al Gobierno. El proceso se acelera en estas primeras semanas de octubre: el 10 se vuelven a reunir Sánchez e Iglesias, y el 11 se firman finalmente los presupuestos. En esos últimos días, el diferencial sube en 9 puntos básicos, de los 105 a los 114.

En los días siguientes, en los que se agolpan los distintos análisis macroeconómicos, la valoración no termina por convencer al mercado. Un día antes de que los presupuestos se remitan a Bruselas, la prima de riesgo alcanza los 120 puntos e inicia una fase de ascenso importante: desde el 15 de octubre que se remite a Bruselas hasta este viernes, la prima se ha disparado un 17,5%. Con ello, marca máximos que no se llegaban desde abril de 2017.

El principal problema de este incremento, es que el Gobierno tendrá que pagar más caro las nuevas emisiones de deuda. De hecho, el precio que ha pagado en la última subasta -de bonos a cinco años-ha tenido que pagar hasta un 49% al anterior. En el caso del bono a diez año, también tuvo que pagar más que en la última subasta aunque en esta ocasión solo fue un 6% superior. La subasta de este pasado jueves, fue la última en el mes de octubre y la siguiente será el 8 de noviembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios