Décimo mayor accionista

El 'soldado' Griffith ataca de nuevo: Prisa entra en el radar del 'cazaopas' Polygon

El 'hedge fund' que estuvo a punto de hacer descarrilar a KKR en su opa sobre Telepizza y que ha bloqueado a Slim en Realia irrumpe en la editora.

Reade Griffith, cofundador y jefe de inversiones de Polygon.
Reade Griffith, cofundador y jefe de inversiones de Polygon. / L. I.

Reade Eugene Griffith es un gestor de ‘hedge funds’ de corte activista. El millonario mexicano Carlos Slim y la constructora FCC conocen bien cómo se las gasta. También el gigante de capital riesgo KKR y sus socios Abelló, March o Safra. Tanto unos como otros han sufrido su presencia en sus intentos de tomar el control de la inmobiliaria Realia o la cadena de comida rápida Telepizza. La última compañía española en el radar de este temido inversor es Prisa, la editora de El País, As, Santillana o la Cadena Ser, entre otras marcas.

Según consta ya en los registros de CNMV, el fondo Polygon Opportunities Master Fund con sede en Islas Caimán ha tomado el equivalente al 1% del capital de Prisa mediante un derivado financiero. Se trata de una posición equivalente a unos 9 millones de euros, que sitúa a Griffith como el décimo mayor accionista de la empresa de medios. La entrada de Polygon en Prisa se ha articulado con un contrato por diferencias (CFD) cancelable solo por dinero en efectivo y no en acciones, que permite apalancar su presencia y usar menos capital.

Un fondo cazador de opas

“Es un fondo que acostumbra a tomar posiciones relevantes”, explican fuentes financieras explican a ‘La Información’ en relación a la aparición de Polygon en Prisa. No parece que el ‘hedge fund’ vaya a quedarse en ese testimonial porcentaje del 1% que le sitúa en el décimo puesto en el rompecabezas accionarial que reina en Prisa después de medio centenar de ampliaciones de capital durante la última década.

A la cabeza se sitúa otra gestora de ‘hedge funds’: Amber Capital. Los tres vehículos dirigidos por Joseph Oughourlian (Oviedo Holdings, Amber Active Investors y Amber Global Opportunities) controlan el 29,7% del capital de Prisa y se sitúan al borde (30%) de tener que lanzar una opa sobre el 100% de la empresa, según exige la ley. Su actividad en Prisa atrajó a otros fondos como Melqart, uno de los grandes bajistas del mercado española y de infausto recuerdo para Dia, OHL o Abengoa.

Por detrás de este inversor se encuentra la operadora Telefónica (9,4%),  HSBC (7%), Rucandio (7,6%), lo que queda del holding de las familias fundadoras de Prisa. Más abajo se encuentra el catarí Khalid Al Thanis (6,3%), el mexicano Roberto Alcántara (5%), Banco Santander (4,1%) y su consejero Carlos Fernández (4%), una de las grandes y discretas fortunas de la bolsa española llegadas desde México.

Con Polygon Partners son diez los accionistas significativos en la compañía que preside Javier Monzón, actual presidente de Prisa. El inversor estadounidense no se va a quedar quieto, fiel a su fama de inversor activista y con amplios contactos en la City. Griffith, que hizo carrera militar en los años 80, se licenció como capitán tras la Guerra del Golfo de 1991 y se instaló en Reino Unido para trabajar en la industria financiera.

Desde 1998 y hasta 2002, el financiero formó parte de Citadel, uno de los gigantes de la industria de hedge fund que lidera el casi homónimo Ken Griffin. A partir de entonces inició carrera en solitario especializándose en las inversiones de arbitrajes, que consisten en aprovechar movimientos corporativos como opas o ampliaciones de capital para sacar un margen; o fomentar lo anterior atrayendo a otros inversores o compradores a una empresa. Griffith cofundó Polygon en 2002, tres años más tarde otra firma llamada Tetragon y forma parte de un comité consultivo del Banco de Inglaterra con la industria financiera de Londres.

Después de varios años contra las cuerdas, Prisa parece haber cruzado el cabo de la crisis y se sitúa bajo los focos de las operaciones corporativas. El grupo vale en bolsa algo más de 900 millones de euros y desde principios de 2019 ha superado a Atresmedia por capitalización. Si sale adelante la fusión de Mediaset, la compañía dirigida por Manuel Mirat se convertirá en la mayor empresa de medios sobre el parquet.

Ese liderazgo no habría sido posible sin la inyección constante de dinero de inversores. En febrero, el grupo recuperó el control del 25% de Santillana por unos 312 millones de euros y volvió a levantar capital de los inversores por unos 200 millones. Fue entonces cuando Amber Capital dio un paso adelante en Prisa con la salida del accionariado de Zev Marynberg, que llegó controlar cerca del 7% de las acciones.

Desde 2007, entre canjes de deuda, conversión de warrants y emisión de nuevas acciones, Prisa ha ejecutado la friolera de 57 aumentos de capital. Esta inaudita actividad ha formado parte del rescate de la empresa por parte de sus acreedores, principalmente, bancos, aunque también fondos oportunistas que tenía bonos de la empresa de medios. Muchos de ellos, junto a multimillonarios llegados de México, Qatar, Israel o Arabia Saudí, han ido configurando uno de los accionariados más exóticos de la bolsa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING