Alta volatilidad de la lira

Test de fuego para el CEO turco de BBVA: la lira chirría ante la tensión preelectoral

La divisa turca, que afecta del 10% de los activos del banco español, se desploma hasta un 5% en las últimas jornadas en pleno clima preelectoral.

Onur Genç
Onur Genç, consejero delegado de BBVA / Archivo

BBVA se enfrenta a su enésima prueba de estrés y paciencia con uno de sus mercados principales bajo la lupa de los inversores. Turquía celebra elecciones municipales el próximo domingo y la cita con las urnas está volviendo a agitar el mercado de divisas. El presidente turco, Tayyip Erdogan, se ha metido a fondo en la campaña consciente de que la cita supone un refrendo (o moción) respecto a las generales del pasado año y, sobre todo, tras la crisis financiera que se desató en agosto y que puso al país contra las cuerdas. En los últimos días, los fantasmas de esa crisis han vuelto a salir a la luz.

La lira turca se desplomó un 5% el viernes frente al dólar o el euro, provocando la ira del propio Erdogan contra los inversores que venden liras. "Hago un llamamiento a aquellos que participan en tales actividades en la víspera de las elecciones, conocemos todas sus identidades. Sabemos lo que están haciendo todos ustedes. Sepan que, después de las elecciones, les presentaremos una factura muy cara”, dijo en su intervención en un mitin el domingo.

el dato

La dimensión de la pasión turca

BBVA mantenía 66.250 millones de euros en activos en Turquía, un 15% menos que en 207 y un 21% inferior a 2016. No obstante, todavía supone alrededor de un 10% en el balance geográfico en euros del banco , más que América del Sur (8%)

Evolución de la lira.
Evolución de la lira.

La lira se había despeñado, entre otras cosas, por un informe del banco estadounidense JPMorgan advirtiendo de los riesgos que corre la economía turca. Sin embargo, este lunes, la divisa ha vuelto a recuperar terreno en los mercados alentada por la intervención verbal del Banco Central de Turquía,asegurando que tomará medidas estabilizadoras. "Las recientes fluctuaciones en las reservas brutas son consecuencia de transacciones ordinarias y factores periódicos, y no hay incidencias imprevistas", señala en su web e indico que estará al quite.

La situación de la economía y las finanzas de Turquía es clave para BBVA, el segundo mayor banco del país a través de su franquicia Garanti, donde controla algo más de la mitad del capital. El desplome de la lira turca durante el pasado verano puso en aprietos a muchos de sus clientes debido a que la mayoría de los préstamos están denominados en divisa extranjera (euros, en este caso) y deben afrontar los pagos con sus ingresos en liras, cuyo valor cae un 25% en los últimos doce meses.

Un turco en la cúpula de BBVA

El último impacto de la presencia turca de BBVA se tradujo en -10 puntos básicos sobre el ratio de solvencia CET1 ‘fully loaded’ y en 1.517 millones de euros, según recoge el reciente informe anual publicado por BBVA. Todo por la depreciación de la lira, que cae cerca del 4% acumulado en este 2019. “De acuerdo con las normas contables de aplicación a los estados financieros individuales, el banco mantiene la participación en Garanti Bank valorada a coste histórico (precio medio ponderado en euros de las distintas adquisiciones realizadas desde el ejercicio 2011) y en cada cierre se evalúa la recuperabilidad de la inversión en euros en caso de indicios de deterioro”, explica la entidad de Carlos Torres.

La buena noticia para BBVA es que, ante la nueva crisis que se cierne sobre Turquía, cuenta con un experto de máximo nivel al mando. Se trata del turco Onur Genç, ex Mckinsey como Torres y profesional de la banca curtido en el Garanti Bank hasta que fue promocionado a EEUU. Su conocimiento de la región, sus contactos de alto rango con la Administración turca y la experiencia de los sucedido el pasado agosto colocan a BBVA en mejor posición en la nueva turbulencia financiera. 

Además, con la propia depreciación de los activos denominados en liras, el banco español cada vez tiene menos exposición al país. Según los datos a cierre de 2018, BBVA mantenía 66.250 millones de euros en activos en Turquía, un 15% menos que en 207 y un 21% inferior a 2016. No obstante, todavía supone alrededor de un 10% en el balance geográfico en euros del banco (sin incluir el centro corporativo), más que América del Sur (8%), pero menos que EEUU (12%), México (14%) o España (51%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios