Cuarta automovilística global

Francia da luz verde a la fusión PSA-Fiat bajo el compromiso de no cerrar fábricas

La operación responde a la necesidad del sector automovilístico de consolidarse para afrontar los desafíos de la movilidad del futuro, asegura París

El ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, al final de la Cumbre de Finanzas del G7 en Chantilly, Francia, el 18 de julio de 2019. /EFE / EPA / IAN LANGSDON
El ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire. /EFE / EPA / IAN LANGSDON

Francia da luz verde a un acuerdo de fusión entre el grupo galo PSA (Peugeot, Citröen) y la italiano-estadounidense Fiat Chrysler. Lo hace bajo el compromiso de ambas firmas de que no cerrarán ninguna de sus fábricas. El encargado de hacerlo ha sido el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, al entender que el pacto responde a la coyuntura que atraviesa el sector. Confirmada ya la marcha del 'matrimonio' Fiat se dispara alrededor del 10% en Milán por encima de los 14,10 euros; mientras que Peugeot se hunde más del 7% en París al filo de los 24 euros

"Esta operación responde a la necesidad del sector automovilístico de consolidarse para afrontar los desafíos de la movilidad del futuro. Permitirá la creación del cuarto grupo automovilístico mundial", ha asegurado en un comunicado. Le Maire ha reiterado que el Estado francés, que posee a través del BPI un 12% del accionariado del grupo galo, vigilará que las negociaciones no afecten a su implantación industrial y el proyecto de creación de una filial europea de baterías eléctricas.

Los dos grupos han confirmado esta misma mañana a través de una nota conjunta que "planean unir fuerzas" para convertirse en la cuarta compañía automovilística del mundo con sinergias estimadas en 3.700 millones de euros y sin cerrar fábricas. En el comunicado explican que este diálogo en curso abre "el camino a la creación de un nuevo grupo de dimensiones y recursos globales, mantenidos en un 50% por los accionistas de PSA y por el 50% de los de FCA".

Matriz holandesa

La nueva sociedad estará bajo el paraguas de una empresa matriz holandesa y según las dos firmas "tendría representación equilibrada y mayoría de consejeros independientes". Con esta estructura, el presidente sería el italo americano John Elkann (actual presidente de FCA), mientras que el consejero delegado sería el portugués Carlos Tavares (actual presidente de PSA).

Según sus cálculos la integración entre los dos gigantes europeos dará lugar al cuarto fabricante de coches del mundo por ventas anuales con un total de 8,7 millones de vehículos, unos ingresos combinados de casi 170.000 millones de euros y un resultado operativo de más de 11.000 millones. Las dos se beneficiarán de sus respectivas fortalezas desde el punto de vista geográfico: con la solidez de FCA en el norte América y América Latina y la de PSA en Europa.

Las dos aseguran que combinarán la fuerza de sus marcas en los segmentos de lujo, premium, vehículos de pasajeros convencionales, suv, camiones y vehículos comerciales ligero, "haciéndolos aún más fuertes". También les permitirá combinar su experiencia en las tecnologías que están dando forma a la nueva era movilidad sostenible, incluida la propulsión eléctrica, la conducción autónoma y conexión digital.

Ambos consejos de administración han dado a los respectivos equipos un mandato "para alcanzar en las próximas semanas un memorando de entendimiento vinculante". La nueva empresa matriz con sede en los Países Bajos cotizaría en Euronext (París), Borsa Italiana (Milán) y la Bolsa de Nueva York y continuarían manteniendo una presencia importante en las actuales oficinas centrales de operación en Francia, Italia y Estados Unidos.

Este nuevo proyecto de fusión se produce tras el intento fallido de Fiat de asociarse a la rival de PSA, Renault, y que fracasó debido a la falta de apoyo del gobierno francés y de su socio Nissan.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING