Entra papel por 800 millones

El quebradero de cabeza de Paramés (Aryzta) se hunde tras la gran ampliación

La proveedora de panecillos de McDonald's se desploma un 80% durante este año y su precio se sitúa en mínimos históricos. 

Evolución de Aryzta en bolsa

Aryzta hizo realidad su amenaza, a pesar de la oposición de Francisco García Paramés, y ampliaba capital por 800 millones de euros con la gran dilución que el 'Warren Buffett español' quería evitar. De hecho, este miércoles comenzaban a cotizar los derechos de la ampliación y lo hacían con descensos en torno al 7%, lo que provocaba el enésimo quebradero de cabeza para la gestora Cobas. 

Aryzta, la compañía suiza de alimentación y proveedora de panecillos de McDonald's, se desploma más de un 80% en bolsa durante este año. Al precio de la acción (1,45 francos suizos) hay que sumarle seis francos como consecuencia de los derechos, por lo que su precio se sitúa en los 7,45 francos. Lejos, por tanto, de los 38,17 a los que arrancaba este año. 

Cobas, que es el mayor accionista de la compañía con más del 14,5% del capital, quería evitar este hundimiento. De hecho, había solicitado al consejo de Aryzta la convocatoria de una Junta General Extraordinaria en la que iba a plantear "una alternativa que apoya de la misma forma la compañía, pero que protege en mayor medida el valor para el accionista, permitiendo la creación de valor a largo plazo". Por ello, demandaba una ampliación de 400 millones (la mitad) y la venta de activos no estratégicos. Algo que la propia compañía declinaba. 

Francisco García Paramés, en su carta del tercer trimestre, hacía poca autocrítica de una estrategia que está dilapidando el resultado de sus principales fondos. De hecho, la gestora señalaba que la exposición a Aryzta "ha afectado negativamente a la rentabilidad de la cartera internacional en un 3% aproximadamente, mientras que la rentabilidad negativa total de dicha cartera en el trimestre ha sido en torno al 4%. Desde el principio de año el impacto negativo ha sido del 10%". 

El castigo es relevante debido al fuerte peso que tiene Arytza en sus fondos. Por ejemplo, en el Cobas Grandes Compañías supone un 6,85% del patrimonio; en el Cobas Internacional un 6,32%; en el Cobas Selección un 5,8% y en el Cobas Renta, el menos expuesto, es un 1,24%. 

La gestora considera las caídas injustificadas y defiende su inversión. "Seguimos pensando que no existen motivos justificados para pensar que el líder en su sector no obtenga márgenes superiores a los actuales y en línea con los de sus competidores, es decir, entre el 10% y el 15% en comparación con el 8% que tiene ahora. Los resultados publicados recientemente por la compañía apoyan nuestra visión, reforzando nuestra opinión de que el negocio se ha estabilizado y que la implementación de un plan estratégico a medio plazo que permita alcanzar mejores márgenes es más que factible". 

Además, la gestora da un ejemplo muy ilustrativo al lanzar un simil con el mercado hipotecario. "Lo que ha ocurrido lo podemos asemejar a la compra de una casa con hipoteca o sin hipoteca. Si pensamos que el valor de la casa subirá, debemos comprar utilizando una hipoteca. Al haber reducido la hipoteca en Aryzta, el potencial de revalorización de nuestro capital se reduce". Por tanto, la firma ha decidido que "suscribiremos los derechos que nos corresponde y decidiremos el peso que tendrá en nuestra cartera internacional dependiendo de las alternativas de las que disponemos, que son muchas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios