Miércoles, 18.09.2019 - 07:55 h
El camino de Reino Unido fuera la UE

¿Quo Vadis, Brexit? Los mercados velan armas ante otra ronda de incertidumbre

La prórroga para la desconexión y la negativa de los diputados británicos a convocar un nuevo referéndum hacen saltar las dudas de los inversores

Manifestantes en las puertas del Parlamento británico mientras se debate el Brexit
Manifestantes en las puertas del Parlamento británico mientras se debate el Brexit. / Efe

El enredo del Brexit vivió la pasada tarde su enésimo capítulo en el Parlamento británico. La Cámara de los Comunes se pronunció a favor de una prórroga en la fecha de desconexión, prevista inicialmente para el próximo 29 de marzo, que dará algo de oxígeno a la primera ministra Theresa May, pero que despeja poco el horizonte a medio plazo para Londres y Bruselas. Los próximos días volverán a ser claves, sobre todo ahora que las autoridades europeas se muestran partidarias de dar ese aplazamiento a los británicos para evitar una salida sin acuerdo. Y esto después de que los diputados hayan rechazado convocar un segundo referéndum sobre el Brexit.

21 de marzo
Consejo Europeo y Banco de Inglaterra

El próximo jueves, 21 de marzo, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen para tratar de fijar una posición común en torno a la extensión del Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que requiere que los Veintisiete den el visto bueno a la prórroga del Brexit para tratar de que la desconexión se haga vía acuerdo y no a las bravas. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se ha ofrecido en las últimas horas a pedir a los líderes de la UE que acepten una "larga" moratoria del Brexit si Londres lo solicita, lo que ha dado impulso a las bolsas.

Además, el Banco de Inglaterra (BoE) tiene su cita mensual de política monetaria. Desde Schroders no esperan subidas de tipos en Reino Unido antes de tres meses, sobre todo ante la rebaja de las perspectivas económicas.

29 de marzo
La fecha de salida que ya no será tal 

El 29 de marzo estaba previsto, en un primer momento, que Reino Unido saliera oficialmente de la Unión Europea. Ahora los diputados británicos han votado por una extensión de esa fecha para dar algo de oxígeno a su primera ministra. Ni a Reino Unido, ni a Europa les interesa una desconexión abrupta. Mucho menos a España, que está entre los países más expuestos a las Islas de toda a UE. La factura para nuestro país sería de 3.100 millones de coste extra para las empresas, siendo las relaciones comerciales de los sectores de la automoción, agroalimentario y de bienes de consumo las que sufrirían el 70% del impacto.

26 de mayo
Elecciones al Parlamento Europeo

Las elecciones al Parlamento Europeo son una cita que puede complicar aún más el escenario del Brexit. Si Londres y Bruselas acuerdan una tregua larga para que Theresa May pueda lograr un nuevo acuerdo, y la fecha en cuestión superase el 26 de mayo, Reino Unido debería presentarse a los comicios, ya que seguiría siendo un Estado Miembro de la Unión Europea. 

Si se pactase una fecha que no superara el 26 de mayo o lo hiciera por muy poco tiempo y sin posibilidad de prórroga, el Reino Unido no tendría que presentarse a las elecciones europeas. El problema es que en este caso los negociadores apenas tendrían margen de maniobra para alcanzar un acuerdo efectivo que reciba el visto bueno del Parlamento Británico.

30 de junio
¿Nueva fecha para la desconexión? 

Los expertos consultados insisten en que a Europa no le conviene alargar sine die la prórroga al Brexit. Tampoco a Reino Unido, cuya fractura política y social solo puede ir a más, sobre todo con un gobierno desgastado y un electorado dividido. Dan un plazo de entre dos y tres meses como el adecuado para que a incertidumbre en los mercados no vaya a más. En principio, el propio gobierno de May había especulado con la fecha del 30 de junio para esa nueva salida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios