Caídas en Inditex y eléctricas tradicionales

El Ibex no cumple la tradición bajista tras el 28-A y cierra 'in extremis' en positivo

El sector de las renovables, que sería uno de los más beneficiados por el ejecutivo socialista, se dispara en la bolsa

El Ibex 35 ataca los máximos de 2019.
El Ibex 35 cumple con la tradición y cae tras el 28A. / Pixabay

Los futuros anticipaban lo que finalmente ha sido el cierre. Todo ello pese a que en la apertura el Ibex 35 ha ido intensificando las caídas (llegaba a ceder casi un punto porcentual) pero tras la apertura de Wall Street luchaba por cerrar en positivo y finalmente lo ha logrado. Ha avanzado un 0,12% y ha cerrado en 9.512,7 puntos. El selectivo no ha cumplido con la tradición en esta jornada posterior a las elecciones generales del 28 de abril. Las utilities, que como sector regulado sufren tras las elecciones, lideran los recortes. 

El resultado electoral no es el más favorable para los mercados, apunta Juan J. Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, dado que, desde su punto de vista la previsible mayoría que conformará el nuevo Gobierno recoge en sus programas medidas que no son precisamente “amigables” con las empresas, con sectores como el de las utilities, la banca, el automóvil o las inmobiliarias patrimonialistas, que pueden ver modificados sus marcos regulatorios.

"No obstante, no esperamos que hasta junio los partidos políticos enseñen sus cartas ya que antes deberán afrontar las elecciones locales y las europeas, en las que también se juegan mucho. Hasta entonces, la bolsa española es previsible que sufra una elevada volatilidad y que se quede algo retrasada en relación al resto de principales mercados europeos", apunta.

El Financial Times destaca la victoria de Sánchez en portada y cómo buscará crear un gobierno sin el apoyo de los independentistas. Lo contrario se entendería como un foco de inestabilidad en opinión de la gran banca de inversión. Los JP Morgan, Goldman Sachs o Barclays han hecho explícitos sus temores a que los soberanistas puedan imponer sus exigencias al nuevo ejecutivo. Lo cierto es que solo teniendo en cuenta el programa electoral del partido vencedor, hay sectores y valores cotizados con mejores y peores perspectivas.

Renovables. El espaldarazo que un gobierno del PSOE puede suponer para el sector, que también estaría apoyado por Podemos, permite al sector dispararse en bolsa. Audax se dispara un 20% hasta 2,346 euros y Solaria sube un 9,41% hasta 5,335 euros. Por el contrario y como suele ser habitual tras unos comicios, las eléctricas tradicionales sufren: Iberdrola cede un 1,37%, los títulos de Endesa recortan un 0,81% y los de Red Eléctrica y Naturgy, alrededor del medio punto porcentual.

Banca. Es uno de los sectores en el ojo del huracán ante la previsión de fijar un impuesto a ciertas transacciones financieras, así como un tipo mínimo al impuesto de sociedades para las entidades. Sin embargo, éstas cotizan mayoritariamente en verde, con alzas que van del 2,82% que se revaloriza Caixabank, al 2,18% del Banco Santander (hasta 4,519 euros) o al 2,61% que se anota el Sabadell. Bankia, que recibe sus cuentas hasta marzo con un alza del 2,92% hasta 2,436 euros, encabeza las ganancias dentro del selectivo. BBVA es la que menos avanza, con un rebote del 0,81%

Repsol. La propuesta de los socialistas de fijar un tributo al diésel para equiparar su precio al de la gasolina impactará directamente en el negocio de la petrolera. Pese a ello, ha cerrado plana y anclada en los 14,745 euros por título.  

Ence. La victoria de los socialistas mantiene en jaque a la papelera por la situación de su fábrica en Pontevedra. Sus títulos lo pagan con un desplome del 4,78% hasta 4,766 euros. 

Farmacéuticas. Pueden ser uno de los sectores más beneficiados en bolsa por un Gobierno liderado por los socialistas, que proponen eliminar copago en los medicamentos a determinados colectivos. FAES Farma (+4,05%) y Almirall (+0,91%) reciben con optimismo esta posibilidad.

Infraestructuras. OHL sube un 6,47% hasta 1,11 euros puesto que está entre las compañías a las que puede beneficiar el incremento del 26% comprometido en el programa electoral del PSOE de la inversión en infraestructuras hasta los 973 millones de euros.

Inditex. Sus títulos se dejan un 0,04% (llegaron a caer más de un 1%) hasta 26,5 euros, pese a haber recibido una mejora de su precio objetivo por parte de RBC de los 30 a los 31 euros. 

el dato 

Todas las sesiones tras las elecciones han sido bajistas

Desde 1993 la sesión posterior a las generales ha sido siempre bajista para la bolsa española, que registró su mayor retroceso el lunes posterior a las elecciones anticipadas de 1996 que dieron la victoria al PP de José María Aznar por la mínima (el selectivo español retrocedió ese día un 5,2%, si bien en el acumulado semanal llegó a dispararse finalmente un 3,8% y en el mes posterior subió un 3,6%). El segundo peor registro para el Ibex se produjo el lunes tras las pasadas elecciones de 2015, que dieron la victoria también por la mínima a los populares de Mariano Rajoy. Cayó un 3,62% y se dejó un 12,8% en el mes ante las dificultades para crear gobierno).

Todo esto en una semana en la que las miradas estarán puestas en la reunión de la Reserva Federal en Estados Unidos y, de nuevo, en los resultados empresariales. De momento, el euro mantiene su cambio en el entorno de 1,11 dólares y en el mercado de materias primas el petróleo frena su escalada con el barril de Brent, el crudo de referencia en Europa, en 71,78 dólares; y con el crudo ligero West Texas, de referencia en Estados Unidos, en 62,96 dólares. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios