Poseía un 4,466% del capital

Repsol amortiza toda su autocartera para evitar la dilución de sus accionistas

La petrolera toma dicha medida como consecuencia del efecto de las ampliaciones de capital liberadas que ha llevado a cabo en 2018. 

Evolución del Repsol en bolsa

Repsol ha amortizado casi toda de su autocartera al reducir su peso del 4,466% al 0,006% del capital. Por tanto, se ha desprendido del 4,46% del total de acciones en una operación que pretende evitar la dilución de sus accionistas como consecuencia del efecto de las ampliaciones de capital liberadas que ha llevado a cabo en 2018, según ha notificado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

La petrolera señala al organismo supervisor que "la operación de transmisión de 68.777.683 acciones del día 5 de diciembre de 2018 trae consecuencia de la ejecución de la reducción de capital mediante la amortización de acciones propias, aprobada por la Junta General de Accionistas del 11 de mayo de 2018, dentro del punto sexto del orden del día". 

La compañía ha ido comprando autocartera para realizar dicha operación y lo hacía tras marcar máximos históricos el pasado mes de julio. No obstante, el precio de la acción se ha desplomado desde los 17,20 euros a los que arrancaba octubre hasta los 14,67 euros en los que cotiza. Es decir, ha caído cerca de un 15% en algo menos de mes y medio. 

Repsol ha realizado continuos movimientos de compra durante este año. El 19 de julio comunicaba al organismo supervisor de la bolsa española que su autocartera había aumentado desde el 0,39% hasta el 0,506% del capital. Dos mes más tarde, el 21 de septiembre, el porcentaje ascendía hasta el 1,235%. Durante el mes de octubre, distintos movimientos provocaban que el porcentaje fuese del 3,322% y hace un mes, a mediados de noviembre, alcanzaba el citado 4,466% del capital. 

Repsol ha hecho oficial este martes lo que era un secreto a voces. La petrolera ya había comunicado a mediados de noviembre que daba por finalizado el programa de recompra de acciones con anterioridad a la fecha límite de vigencia, que quedaba fijada para el próximo 21 de diciembre de 2018.

Incertidumbre sobre la evolución del precio del crudo

Los analistas de las firmas de inversión consideran que por el momento el pacto que podría alcanzar la OPEP tiene muchas limitaciones. Por un lado, desde Goldman Sachs explican que a pesar del acuerdo que está encima de la mesa faltan detalles sobre las asignaciones de los recortes de cada país, y que dicho punto será el más complicado para llevar a buen puerto la reducción de la producción. Por otro lado, está la polémica sobre las exenciones propuestas sobre Irán, Venezuela o Libia.

Además, los analistas insisten en que la evolución del precio del crudo no solo se determinará por el recorte de producción, sino que necesita también de una fuerte caída de las existencias actuales. "La necesidad de esta evidencia física (sobre la necesidad de materializar los recortes) proviene tanto del sorprendente superávit del mercado mundial en la segunda mitad de 2018 como de la ausencia de una imagen clara de la implementación de los recortes", han explicado los analistas de Goldman Damien Courvalin y Jeffrey Currie a Bloomberg.

Con todo ello, los analistas explican que aunque los precios puedan seguir escalando a medida que la OPEP cierra un pacto satisfactorio es "poco probable" que se alcance el máximo de cuatro años del crudo a principios de octubre en los próximos trimestres, explican desde Morgan Stanley. La previsión de la firma de inversión es que el precio del barril alcance los 67,5 dólares por barril durante el verano de 2019, hasta 10 dólares menos que la última estimación del banco.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios