Caída del 13,9% en bolsa

Sabadell sufre su peor día en bolsa desde el Brexit de 2016... y hace de oro a Citadel

La entidad financiera reacciona con su mayor caída desde el referéndum británico del Brexit en 2016 tras la presentación de sus cuentas anuales.

Jaime Guardiola es consejero delegado de Banco Sabadell.
Jaime Guardiola es consejero delegado de Banco Sabadell. / L. I.

Viernes negro para uno de los principales miembros del Ibex. Banco Sabadell, la sexta entidad por valor en bolsa, se desplomó un 13,94% en bolsa, hasta cerrar en 0,814 euros. Su capitalización cae hasta 4.500 millones de euros. El mercado ha reaccionado mal a la evolución de sus cuentas el jueves por la tarde con el mercado cerrado. El banco que dirigen Josep Oliú y Jaime Guardiola está registrando un alto volumen de negociación, que pasó de 23 millones de acciones en los primeros 15 minutos de la sesión a los 120 millones de títulos al cierre, lo que supone un movimiento del 2% de todo su capital.

Se trata de la segunda mayor caída en bolsa de su historia, solo superada por el 'viernes negro' del 24 de junio de 2016. Aquel día se derrumbó un 19,3% en una sola sesión por el pánico al Brexit después de que los británicos votasen a favor de salir de la UE. Hoy, 31 de enero de 2020, se cierra el círculo con la oficialización de la desconexión de Reino Unido.

Fuentes del mercado señalan a la presencia de un gran 'hedge fund' como Citadel como causante de la agitación en la cotización de la entidad. Este fondo, uno de los principales de la City londinense, ha construido un corto o inversión bajista equivalente al 0,9% del capital del banco, un paquete valorado en más de 50 millones de euros.

El 'hedge fund' de Ken Griffin entró en corto sobre Sabadell en abril de 2019 y desde entonces no ha dejado de aumentar su posición sobre la entidad financiera hasta el 0,9% actual. La caída en bolsa del banco este viernes está revalorizando su inversión, aunque para liquidar el corto tendrá recomprar esas acciones y devolverlas a quien se las prestó.

Sabadell presentó el jueves por la tarde sus cuentas con una caída del beneficio del 1% excluyendo las aportaciones extraordinarias. El resultado neto más que se duplicó, hasta 768 millones de euros, en un 2019 marcado por el saneamiento y los quebraderos de cabeza de la integración de TSB, su filial en Reino Unido y casi la mitad del grupo.

Sorpresa con las desinversiones

Otro de los números peor valorados por los inversores es el margen de intereses, que recoge el negocio típico bancario, y que bajó un 1,4% a cierre 2019, hasta 3.622 millones de euros (2.644 millones Ex TSB). La entidad lo justifica por los menores tipos de interés. Los inversores también están atentos a las desinversiones realizadas por Sabadell, entre ellas, la reciente venta de su gestora a la francesa Amundi. Sin embaro

Al cierre de 2019, Sabadell cerró la venta de carteras institucionales de crédito. "Así, los activos problemáticos en balance presentan una reducción significativa de más de 8.200 millones de euros. A cierre del ejercicio el saldo problemático es de 7.326 millones de euros, de los que 6.141 millones de euros corresponden a activos dudosos y 1.185 millones de euros a activos adjudicados. En el año la caída es de 954 millones de euros, y en el trimestre de 98 millones", según explicó la entidad.

Este nivel de activos problemáticos (NPAs) hace que el ratio de activos problemáticos netos sobre el total de activos se reduzca y se sitúe en el 1,7%, que compara con el 1,8% del año anterior. Una de las desinversiones en el punto de mira es la 'operación Rex', en la que el banco vendió a Cerberus por 314 millones de euros varios paquetes de préstamos fallidos, aunque perdió dinero. "Es verdad que el mercado puede haberse sorprendido que esa operación, que había que cerrarla, ha tenido incorporada pérdidas adicionales y eso puede ser la razón explicativa de este ajuste", dijo Guardiola este viernes en la rueda de prensa posterior a los resultados para explicar el desplome en bolsa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING