Avances de dos dígitos

Los bancos del Ibex 35 resurgen con el 'value' y las rebajas ya son solo del 40%

El Ibex 35 Banks, que aglutina la cotización de los grandes bancos, alcanza máximos de marzo pero el fin de las moratorias será una gran piedra en su camino bursátil. 

Bancos 5/11/2018
Los bancos del Ibex 35 resurgen con el 'value' y las rebajas son solo del 40%
EUROPA PRESS

Los bancos del Ibex 35, para alegría de sus accionistas, dan continuidad en este arranque de año a los avances registrados a finales de 2020. En poco más de mes y medio, las entidades se sitúan a la cabeza de los avances del principal selectivo gracias a que el 'value', tras años de castigo, ha resurgido y las compañías ligadas al ciclo económico o más infravaloradas acaparan la atención de las grandes gestoras y también de los inversores, lo que muchos han bautizado como la 'Gran Rotación'. ¿El motivo? La mayoría coinciden en que lo peor ya ha pasado y que el castigo propiciado por la Covid-19 ha supuesto una oportunidad de compra debido a los atractivos precios en que cotizan, aún muy por debajo de su valor en libros o valor contable. 

El Ibex 35 Banks, que aglutina la cotización de los principales bancos del selectivo, está cerca de recuperar los niveles previos al impacto de la Covid-19. El selectivo cotiza en máximos desde comienzos del mes de marzo gracias a un avance cercano al 12% durante este 2021, con Bankinter (+12,7%) y Santander (+12,5%) a la cabeza. De hecho, si ampliamos el horizonte temporal se aprecia como dicho índice sectorial se ha disparado desde finales de octubre, cuando el sector tocó mínimos, casi un 75%. No obstante, y pese al rally, el cartel de 'rebajas' es de un 40% sobre su valor contable. 

Descuento que ofrecen los bancos en bolsa
 
 

Los descuentos no son los mismos y dependen de la situación de cada entidad. De hecho, Bankinter es la que más cerca cotiza en el Ibex 35 de su valor en libros, como así ha sido históricamente para la entidad dirigida por María Dolores Dancausa. La compañía, uno de los 'ojitos derechos' para la mayoría de expertos, solo ofrece poco más de un 3% mientras los dos grandes, Santander y BBVA, lo hacen con casi un 40% y un 35%, respectivamente. Ambas entidades capean el temporal en los mercados y en su negocio ya que el banco presidido por Ana Botín logró en el cuarto trimestre sus mayores ingresos de clientes de los últimos dos años (en euros constantes) mientras que la entidad vasca ganó 1.320 millones de euros en el cuarto trimestre de 2020, su mejor resultado trimestral en dos años. 

El mayor descuento lo ofrecen, como es lógico, las dos compañías más penalizadas en los últimos años. Banco Sabadell, que no logró llegar a un acuerdo con BBVA para su fusión y continuará su andadura en solitario, cotiza un 82% por debajo de su valor en libros. Por su parte, Bankia, que acabará absorbida por Caixabank, lo hace con una 'rebaja' del 65%. El propio consejero de la entidad, José Sevilla, señaló tras la presentación de resultados de cierre de 2020 que "esperamos cerrar la fusión con CaixaBank como mucho en dos meses". La posible salida del Estado, que era uno de los principales temores por parte de los accionistas, se ha pospuesto y hace unos días el Consejo de Ministros anunció su decisión de ampliar en dos años, hasta diciembre de 2023, el plazo para realizar su desinversión.

El arranque de año ha sido positivo para los bancos pero su marcha no estará exenta de piedras en el camino. ¿El motivo? El fin de las moratorias, que amenaza con aumentar ese gran enemigo de las entidades que es la morosidad. El batacazo de los bancos en su negocio no fue mayor durante 2020 debido a la apertura del grifo del crédito, con grandes partidas avaladas por el ICO y que en muchos casos tenían un periodo de carencia de 12 meses, ampliables a otros 12 meses y que amenaza con un efecto 'boomerang' si no se hace frente a los diversos pagos. De hecho, el BCE es consciente de esta situación y ha pedido a todo el sector de la zona del euro que identifique bien los riesgos de impago de sus clientes ante la posibilidad de que, con la situación de crisis económica, algunos no puedan devolver los préstamos.

Atentos a la morosidad

En préstamos al consumo, y según han confirmado las entidades en sus respectivas presentaciones de resultados, la morosidad está controlada y los datos son positivos. Los bancos han relajado los criterios de concesión de préstamos a las empresas en el segundo trimestre de 2020 y, durante este año, llegará el momento de hacer frente a dichos pagos, situación que no podrán abordar todas. El Banco de España estima que la cifra de empresas insolventes podría aumentar entre un 4% y un 8% en función de si no registran efectos permanentes sobre sus resultados o sí, y que los problemas de rentabilidad, endeudamiento e insolvencia serán mayores en el caso de las pymes, al augurar hasta un 18% de las mismas insolventes, y entre un 6% y un 10% de ellas, inviables. 

La recuperación de la economía será clave en todo este escenario, aunque las agencias de rating coinciden en la visión negativa del Banco de España. La morosidad durante el pasado ejercicio cayó hasta el 4,2%, tres décimas menos que el año anterior. No obstante, Fitch prevé que se dispare y alcance entre el 6,5% y 8% en 2022 mientras que S&P prevé un pico de morosidad del 9,5% en la segunda mitad de 2022, más tarde de lo esperado debido a la extensión de las medidas de apoyo del Gobierno y recalca que también serán necesarias más provisiones para reforzar sus balances. 

Mostrar comentarios