De su emisión de 20 millones a doce meses

Santander realiza por primera vez el pago de intereses de un bono en 'blockchain'

El banco realizó una autocolocación de deuda ‘tokenizada’ a doce meses que ahora ha sido cancelada tras el pago de su primer cupón trimestral.

Oficina del Banco Santander
Santander realiza por primera vez el pago de intereses de un bono en 'blockchain'. / EFE

¿Se puede comprar, vender, custodiar y liquidar una inversión en bonos a través de la tecnología blockchain sin papeleos ni intermediarios? Sí, o al menos ese es el resultado empírico que ha obtenido por primera vez Banco Santander con una pequeña operación con deuda que acaba de completar esta semana después de tres meses de experimento. La entidad que preside Ana Botín realizó el 10 de septiembre una emisión a doce meses por valor de 20 millones de dólares, con un cupón trimestral del 1,98%. Ahora acaba de liquidar ese pago y cancelado la emisión.

“Acabamos de realizar un repago anticipado de nuestro bono basado en blockchain que emitimos el 10 de septiembre de 2019. Esto demuestra inequívocamente que un activo de deuda puede administrarse a través de su ciclo de vida completo en una cadena de bloques (pública en este caso)”, señaló John Whelan, director del laboratorio de blockchain de Banco Santander, a través de su cuenta en Twitter.

Santander ha confirmado que se ha producido una cancelación anticipada del principal del bono (los 20 millones) tras el abono del cupón del primer trimestre.  Los  registros  de Etherscan desvelan esa operación de pago de los 99.000 dólares en intereses trimestrales de la emisión del Santander en blockchain. “En realidad, el término técnico para la reembolso fue 'recompra y cancelación'. Solo para aclarar…”, añadió Whelan poco después ante las dudas de los usuarios sobre el tipo de operación que el banco había llevado a cabo. La transacción es intragrupo ya que se realiza entre dos filiales de la entidad.

La emisión se realizó de “principio a fin” a través de la blockchain de Ethereum, que tiene la segunda criptodivisa en importancia por detrás del Bitcoin. Para ello, el banco 'tokenizó' (asignación de propiedad digital a un activo físico o financiero) el bono, convirtiéndolo en un conjunto de códigos digitales o tokens en la red de Ethereum en abierto. Hasta la fecha, Santander había centrado sus desarrollos en la red de Ripple, una compañía en la que coparticipa junto a otros bancos y que usa otra blockchain separada de las de Bitcoin o la del Ether.

La tecnología Blockchain permite el registro contable en tiempo real de ese nuevo activo digital, permitiendo que se pueda comprar y vender como quien envía un correo electrónico, peor con una gran novedad respecto a otros sistemas digitales: la propia red funciona como un servicio de liquidación y verifica de forma transparente para el resto de usuarios quien tiene la propiedad digital del token, su valor y los derechos asociados a él como el cobro del cupón y los intereses.

La filial Santander Securities Services (SSS) fue quien realizó la tokenización y custodia las claves de cifrado del bono, mientras que Santander Corporate and Investment Banking (SCIB), el área de banca de inversión que lidera José María Linares, ejecutó la emisión y venta que se quedó en el balance del banco a través de una tercera filial que no fue identificada, según explicó la entidad en septiembre. La operación está respaldada por el flanco jurídico desde el despacho Allen & Overy, mientras que en el lado tecnológico Santander ha recibido ayuda la  startup Nivaura, participada por el fondo Innoventures.

El banco ha usado la blockchain pública de Ethereum, la más prolífica en soluciones de este tipo y abierta para usos industriales tales como la emisión y registro de valores digitales o cualquier otro tipo de sistema de propiedad digital. A las tres semanas de realizar la emisión del bono de 20 millones, Santander Innoventures invirtió junto a otros inversores 14 millones de dólares en Securitize, la startup fundada por el ex director de Telefónica I+D, Carlos Domingo, que también cuenta con otros socios bancarios como las entidades japonesas MFUG y Nomura.

Securitize es un proyecto especialista en 'tokenizar' acciones de empresas y otros activos financieros. Según explicó el banco, sus desarrollos facilitan "la operativa en mercados secundarios así como la gestión de operaciones de capital (dividendos, programas de recompra de acciones, etcétera) para los activos digitales". Santander da un paso más a la hora de ahorrarse intermediarios en el futuro a la hora de realizar tanto emisiones de acciones o bonos como su venta o liquidación, es decir, toda la cadena de valor propia de una empresas de bolsa y que ahora ofrecen empresas como BME, la sociedad rectora de las Bolsas de Madrid y Barcelona; SIX Group, Euronext o la Deutsche Börse.

La clave

¿Qué es la blockchain?

Esta tecnología está llamada a ocupar en el futuro todos los sistemas registro contable que actualmente se realizan en papel o en sistemas informáticos poco avanzados. El blockchain, conocido como cadena de bloques, es un sistema de registro contable ‘en vivo’ y en tiempo real que permite comprar o vender en segundos, verificar su propiedad y, sobre todo, registrar todos los detalles de ese bien que puede ser físico o digital. Algunos de los usos más extendidos hoy en día tienen que ver con los contratos inteligentes (que se liquidan automáticamente una vez finalizado el servicio) o para los registros de la propiedad inmobiliaria sin que intervenga, por ejemplo, un funcionario del estado. También sirve, como es el caso, para las emisiones de valores como acciones, bonos o derivados financieros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING