Miércoles, 26.06.2019 - 23:07 h
Un pay out entre el 40 y el 50%

Santander repetirá con el 'scrip' dividend y se plantea una recompra de acciones

La entidad, que contraviene lo anunciado en su junta de marzo de 2018, sustenta su decisión en "la gran aceptación" del programa entre minoritarios

El beneficio atribuido de Santander aumenta un 18% en 2018, hasta 7.810 millones de euros
El beneficio atribuido de Santander aumenta un 18% en 2018, hasta 7.810 millones de euros

El Banco Santander volverá a dar la posibilidad a sus accionistas de que elijan si quieren una retribución vía acciones o en efectivo, en lo que se conoce como 'scrip' dividend y abre la puerta, además, a una recompra de títulos propios con posterior amortización "si las condiciones del mercado así lo aconsejan" para evitar el efecto dilutivo sobre el inversor que este mecanismo retributivo tendría. Así lo ha comunicado la entidad en un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el que anuncia la convocatoria de su junta general de accionistas el próximo 12 de abril en segunda convocatoria. 

El banco anuncia esta decisión, que contradice lo expresado en su última junta de accionistas de marzo de 2018, sustentándola en "la gran aceptación del programa Santander Dividendo Elección (scrip dividend), especialmente entre nuestros accionistas minoristas". Para los inversores el 'scrip' tiene la ventaja de que conlleva un diferimiento del pago fiscal al momento en que se vendan los títulos (y no cuando se cobra el dividendo vía acciones). Sin embargo, también tiene inconvenientes. Un artículo reciente publicado por la CNMV incidía en que “los dividendos flexibles conllevan la reducción del efectivo distribuido a los accionistas y el aumento inmediato del capital social".

Añadía además que esta situación, que supone un reforzamiento inmediato en el capital de la empresas, "es especialmente relevante en el caso de las instituciones financieras, que están sometidas a unos estrictos requisitos de solvencia”. En cualquier caso, la entidad supedita la aplicación de este programa a su situación y a la consecución de los objetivos que la entidad se ha marcado.

El mayor banco español se suma así a la estrategia de otras grandes compañías españolas como Iberdrola, Repsol, ArcelorMittal o ACS, que han apostado por la recompra de títulos propios bien para compensar el 'scrip', bien para lanzar al mismo tiempo un mensaje de confianza al mercado en un momento de incertidumbre como el actual. La entidad acumula una revalorización muy próxima al 5% en lo que va de año, lo que permite a la acción colocarse por encima de 4,1 euros. 

'Pay out' entre el 40 y el 50%

El consejo anunciará, además, el dividendo a cuenta de 2019 tras su sesión de septiembre. La entidad capitaneada por Ana Botín pretende mantener en el medio plazo un pay-out (porcentaje de los beneficios que se dedica al pago de dividendo) entre el 40-50% desde el rango de entre el 30 y el 40% actual, realizar además dos pagos con cargo a los resultados de este ejercicio.

Por último el consejo también ha acordado proponer a la junta el nombramiento del portugués Henrique de Castro (ex Yahoo! y ex Google), con un amplio perfil digital, como consejero independiente para cubrir la vacante que dejó Juan Miguel Villar Mir el 1 de enero de 2019.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios