Salen 868,8 millones

Año negro para las sicavs: cierran más de 120 tras el temor a la 'tijera' de Podemos

Elitia Invest, de los hermanos Gallardo (Almirall), es una que se encuentra en la lista y que contaba con un patrimonio de alrededor de 400 millones. 

Candado
Cierran más de 120 sicavs tras el temor a la 'tijera' de Podemos. / Pixabay

El balance del pasado 2019 para las instituciones de inversión colectiva (IIC) ha dejado un sabor agridulce. La evolución, en términos de rentabilidad, ha sido positiva tanto para los fondos de inversión como para las sicavs. No obstante, las segundas han acusado con fuerza un gran elemento: la incertidumbre política. El temor a que sufrieran un castigo por parte del nuevo Gobierno se ha convertido en realidad y muchas sicavs han optado por dos vías: echar el cierre o transformarse en una empresa, ya sea Sociedad Anónima o Sociedad Limitada. 

Los 'ricos' que invertían en las sicavs debido a sus ventajas fiscales han visto como los temores se han plasmado en el programa de Gobierno de coalición que firmaba el PSOE con Unidas Podemos. De hecho, el punto 10.1 del acuerdo contempla que "se establecerán requisitos adicionales para la aplicación por las Sicav del tipo impositivo reducido tendentes a asegurar su carácter de instrumento de inversión colectiva, por ejemplo, estableciendo un tope de concentración de capital en manos de un mismo inversor (incluyendo la participación de personas físicas o jurídicas vinculadas)". Además, el Ministerio de Hacienda pasará a tener el control sobre ellas, función que ahora correspondía a la CNMV. 

Con este punto del acuerdo, el Gobierno buscará que se haga, de manera real y efectiva, que las sicavs cuenten con al menos 100 accionistas y no haya solo uno de relevancia y pequeños inversores ('mariachis' en la jerga financiera) para llegar a dicha cifra. Por ejemplo, Allocation Sicav, ligada a la familia Del Pino, cuenta con un accionista que supone el 98,49% sobre el patrimonio mientras que Morinvest, de Alicia Koplowitz, solo uno era propietario del 99,78% de los títulos de la firma. 

Con este escenario, parece lógico pensar que se ha asistido a cierres y así ha sido finalmente. La cifra de sicavs registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha caído desde las 2.757 que existían en 2018 hasta las 2.631 a cierre de diciembre de 2019, según datos de la consultora VDOS. Por tanto, hemos asistido al cierre, como mínimo, de 126 sicavs durante este año aunque la cifra será mayor debido a las que se hayan creado. Además, a esta cifra hay que sumar otro dato preocupante y es que muchos inversores han decidido sacar su dinero de estos vehículos y los reembolsos durante 2019 ascienden hasta los  868,8 millones de euros. Cifra superior a la del curso anterior, en el que hubo salidas de unos 582 millones en un mal ejercicio para la bolsa española. 

Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, ha señalado a La Información, que "las propuestas que hacen sobre cambio de tributación vienen ya desde hace tiempo y las sicavs han comenzado ya en los pasados años a llevarse sus productos a Luxemburgo o a transformarlos en fondos". Además, ve como positiva la medida de que sea la Agencia Tributaria y no la CNMV la encargada de inspeccionar el incumplimiento de los requisitos ya que "el control que puede ejercer este organismo, como el respetar el número de 100 accionistas 'rivales', puede ser más preciso que el que hasta ahora podría haber ejercido la CNMV". 

El patrimonio de las sicavs se disparaba durante 2019 en más de 2.183 millones de euros, un 8%, y pasaba de los 27.284 hasta los 29.467 millones. ¿El motivo? La buena marcha de las bolsas a nivel mundial provocaban que su evolución otorgara unos rendimientos de más de 3.050 millones de euros y compensara la 'fuga' de los 868,8 millones que los inversores decían retirar en términos netos (teniendo en cuenta entradas y salidas). 

La tendencia de que el número de sociedades se reduzca podría continuar también en este arranque de curso. Solo este miércoles, dos sicavs (que no computan este curso al producirse en pleno 2020) decidían darse de baja y así lo notificaban a la CNMV. Una de ellas era Lobumar Capital Sicav, que se transformaba en una Sociedad de Responsabilidad Limitada, y la otra era Sierra Japi Sicav. La primera era gestionada por BBVA mientras que la segunda por Bankia. Estas dos se unen a algunas más famosas que se daban de baja el pasado curso como eran Elitia Invest, de los Gallardo, que contaba con un patrimonio de alrededor de 400 millones y que cambiaron a una S.A. o las dos que tenía el dueño de la gestora Metagestión y Montebalito, que las transformaba también en empresas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING