Primer paso en Wall Street

El 'whatsapp' de trabajo ultima su debut en bolsa: Slack busca los 10.000 millones

La herramienta de gestión de trabajo y equipos registra ante la SEC uno de los documentos preliminares a su colocación en Wall Street.

Imagen de la aplicación Slack
Imagen de la aplicación Slack / Archivo

La primera de las grandes plataformas tecnológicas que todavía no cotizan en bolsa está a punto de cambiar de condición. Slack, centrada en la mensajería y gestión de equipos de trabajo, se ha registrado en la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) para realizar una Oferta Pública de Venta (OPV) y debutar en Bolsa, según ha explicado la firma en un comunicado.

El borrador de registro es confidencial, de momento, por lo que Slack no ha dado detalles sobre la valoración que espera lograr o el precio al que debutarán sus acciones en el parqué. "La salida a Bolsa se espera que tenga lugar una vez que la SEC complete su proceso de revisión y está sujeta al mercado y otras condiciones", ha detallado la compañía.

El creador de Flickr busca los 10.000 millones

El pasado agosto, Slack cerró una ronda de financiación de 427 millones de dólares (373 millones de euros), elevando su valoración a un total de 7.100 millones de dólares (6.200 millones de euros). La firma cuenta con más 85.000 clientes de pago que integran a más de 10 millones de usuarios activos diarios. Según Reuters, la valoración que podría alcanzar la compañía tras las primeras consultas entre la banca de inversión podría rondar los 10.000 millones de euros.

Entre los principales accionistas de Slack en la actualidad se encuentra su cofundador Stewart Butterfield, uno de los creadores de la archiconocida Flickr. Con la plataforma de fotos aprendió de unos de sus grandes errores y no fue otro que venderla antes de tiempo. Yahoo! compró por apenas 25 millones de dólares Flickr y Stewart reconoció años después que se equivocó. Con Slack no solo ha rechazado grandes ofertas de compra, sino que también ha decidido ir hasta el final -Wall Street- para dar salida a sus socios actuales. Entre ellos se incluyen los sospechosos habituales de los fondos de capital riesgo de Silicon Valley, como Accel Partnets, Kleiner Perkins, GV, DST o Andreessen Howoritz. El pasado año incorporó a fondos de gran tamaño como Vision Fund (Softbank, Arabia Saudí), T-Rowe o Wellington Management o Baillie Gifford.

La compañía estaría trabajando con Goldman Sachs, Morgan Stanley y Allen & Co en la venta de acciones, según informa Bloomberg. "La tecnológica Slack planea renunciar a una oferta pública inicial tradicional y, en cambio, pretende vender sus acciones a los oferentes en una lista directa. Eso permitiría a los inversores actuales vender acciones sin un período de bloqueo, entre otras ventajas", señala la agencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios