Caída del 50% desde abril

Square, Tesla... El crash de Bitcoin hace un 'roto' en la cuenta de Musk y Dorsey

El deterioro de la inversión en la criptomonedas obligará a realizar registrar en sus cuentas del segundo trimestre una pérdida contable multimillonaria por la caída de la cotización

El Bitcoin sufre su mayor crisis desde 2018.
El Bitcoin sufre su mayor crisis desde 2018.
L. I.

¿Botella medio llena... o medio vacía? El precio del Bitcoin se ha desplomado un 50% desde los 64.000 dólares, máximos históricos que alcanzó a mediados de abril, hasta los 32.000 actuales. Sin embargo, todavía se mantiene un 200% por encima de los niveles en que se situaba el pasado verano, en torno a los 10.000 dólares, antes de su gran rally alcista de otoño e invierno. Para algunas empresas cotizadas, la volatilidad de precios les está provocando más de un disgusto, sobre todo, porque sus cuentas sí están supervisadas por auditores y reguladores a diferencia de la criptomoneda.

Microstrategy, un productor de software para la gestión de datos, se ha convertido en una de las compañías más seguidas del planeta, pero no por sus productos, sino por sus inversiones en Bitcoin. La compañía que dirige Michael Saylor ha adoptado ante el mercado el rol de vehículo de inversión indirecto en criptomonedas, al tiempo que busca evangelizar a otras empresas sobre cómo incorporar las criptos a su tesorería. Lo está llevando hasta el límite: se endeuda en dólares para comprar bitcoins. Su cartera supera los 92.000 unidades de esta cripto y está valorada en unos 3.000 millones de dólares (2.500 millones de euros).

En 2021 ha emitido bonos convertibles por acciones con los que ha recaudado 1.000 millones para acumular más bitcoins, pero con un error de 'timing': la mayoría los compró en zona de máximos. Ahora, por primera vez, Microstrategy recurre a la deuda tradicional y está emitiendo esta semana 500 millones en deuda 'high yield' (bono basura) con un interés superior al 6% para comprar más bitcoins y promediar a la baja su cartera.

La cuenta atrás para el cierre de trimestre le ha empujado a conseguir nuevo capital a un coste más alto. Los reguladores obligaron a la empresa a hacer seguimiento de su cartera de activos digitales. Desde septiembre de 2020, los gastos operativos incluyen las pérdidas por las criptos, que solo en el primer trimestre de 2021 ascendieron a 194,1 millones de dólares. Microstrategy anunció este martes, en plena colocación de bonos, que sus pérdidas contables entre abril y junio superarán los 285 millones de dólares por esta cuestión, aunque son pérdidas sin realizar hasta que no venda.

La decisión de Saylor se produce después de su participación como cabeza de cartera en la Conferencia Bitcoin de Miami, este fin de semana. Allí se ha anunciado, entre otras cosas, que El Salvador será el primer país del mundo en adoptar Bitcoin como moneda de curso legal. El anfitrión del evento, el alcalde de Miami, Francis Suárez, es un ferviente creyente e inversor en Bitcoin a título personal y en 2020 anunció que ofrecería a los empleados públicos el pago de parte de su nómina en esta criptodivisa, el pago de impuestos y otros servicios en la ciudad con el respaldo municipal.

La crisis que comenzó hace dos meses está causando estragos como lo hizo al inicio de 2018. El Bitcoin marcó máximos el 13 de abril por encima de los 62.000 dólares. Su capitalización superó el billón de dólares, mientras que el conjunto de criptomonedas alcanzó un máximo de 2,4 billones. En apenas unas semanas, su valor de mercado se ha reducido en un billón de dólares, el equivalente a toda la Bolsa española, incluido el Ibex 35.

Además de Microstrategy, las otras dos voces que llevan la voz cantante en la escena cripto en EEUU son Elon Musk y Jack Dorsey. También los más afectados. Los dos gurús de la tecnología son multimillonarios y consejeros delegados (CEO) en dos multinacionales cada uno y a la vez. Musk es el primer ejecutivo y cofundador del fabricante de coches Tesla y la empresa aeronáutica SpaceX. Dorsey, en la red social Twitter y la fintech Square. Ambos tomaron la decisión de incorporar Bitcoin a los balances de sus empresas, dos gigantes de 600.000 y 100.000 millones de valor en bolsa.

En concreto, en el caso de Musk y Tesla, la compañía anunció la inversión de 1.500 millones de dólares en 43.200 bitcoins, mientras que Dorsey incorporó a Square otros 8.000 valorados en 270 millones. La crisis cripto ha llevado a las dos compañías, dos de los valores más alcistas de 2020, a los números rojos en bolsa en lo que va de 2021 con caídas del 17% para la primera y del 4% para la segunda. Buena parte de este mal comportamiento tiene que ver con que ahora gran parte de su tesorería está ligada a un activo de riesgo que está fuera de su control: el Bitcoin.

Mostrar comentarios