Miércoles, 16.10.2019 - 21:19 h
Resultados del primer semestre

Supermercados Dia multiplica por 14 su pérdida neta (-418 millones) hasta junio

El grupo de distribución registra un primer semestre de pesadilla debido a la reestructuración, la falta de stock y la caída de las ventas.

Karl-Heinz Holland, consejero delegado de Dia.
Karl-Heinz Holland, consejero delegado de Dia. / Archivo / L. I.

Distribuidora Internacional de Alimentación (Dia), el tercer grupo de distribución en España por detrás de Mercadona y Carrefour, registró unas pérdidas netas de 418,6 millones de euros entre enero y junio, más de catorce veces (1.314%) frente a los 29 millones que registró en el mismo periodo de 2018, según las cifras reelaboradas enviadas a la CNMV. Dia acusa la inclusión de Argentina como país hiperinflacionario, así como el golpe de la irregularidades contables que registró en 2018. Las acciones de la cadena de tiendas de alimentación caen un 2%, hasta 0,49 euros.

La compañía vio como sus ventas bajaron un 7% en la primera mitad de de 2019, hasta 3.444 millones, mientras que su Ebitda (resultado bruto de explotación) se derrumbó un 83%, hasta 33 millones. Las Ventas Brutas Bajo Enseña (que incorporan a los franquiciados) cayeron un 18,3% hasta los 4.250 millones de euros (un 6,9% menos excluyendo efecto divisa). Las Ventas Comparables (que solo tienen en cuenta el espacio comercial abierto en ambos periodos) bajan un 7,8%. El impacto de las irregularidades contables recortaron en 20,4 millones, 19 millones y 32,3 millones el Resultado de Explotación, el Beneficio antes de Impuestos y el Beneficio Neto de 2018, respectivamente.

La deuda neta total a finales de junio de 2019 ascendía a 2.507,2 millones de euros, un 72% más que al cierre de 2018. No obstante, este desbocado incremento incorpora 689,3 millones de euros por la aplicación de la nueva norma contable NIIF 16 (que incorpora como pasivos los arrendamientos y alquileres), y 128,5 millones de euros a los préstamos con participación en beneficios recibidos de su principal accionista, Letterone, que se convertirán en fondos propios una vez que se produzca la ampliación de capital de 600 millones de euros. 

“En cuanto a la evolución del negocio a partir del segundo trimestre, con la llegada nueva dirección y la inyección de liquidez de junio, la prioridad inmediata ha sido normalizar la relación con los proveedores, eliminar las faltas de stock y abastecer completamente las tiendas y almacenes, con el fin de estar preparados para dar un servicio completo a los clientes y volver a la normalidad lo antes posible”, explica la compañía que dirigen Karl-Heinz Holland, consejero delegado, y Stephan Ducharme, presidente y ‘cerebro’ de la estrategia de distribución de Letterone.

Ampliación en el cuarto trimestre

Pese a la debacle registrada en los seis primeros meses del año, Dia destaca como efecto positivo que la evolución del negocio esté volviendo a recuperar tracción en el tercer trimestre, “normalización que ya es visible en julio y agosto, ya que en este periodo las ventas comparables muestran una recuperación gradual y significativa desde los mínimos históricos registrados en junio (-15,5%)”, explica la empresa.

Durante la primera mitad del año, el rendimiento de Dia se ha visto afectado por una serie de factores negativos y extraordinarios que han golpeado sus cuentas, aunque la empresa destaca la falta de liquidez y de stock en algunos momentos del semestre. No obstante, hay más razones que han terminado afectando al resultado como el cierre de tiendas (663 establecimientos) o un despido colectivo en España y otras medidas de recorte de plantilla en Brasil. Dia destaca también una iniciativa de traspaso de tiendas franquiciadas a propias que ha afectado inicialmente a 222 tiendas con el objetivo de mejorar y reforzar la red de franquicias.

En Argentina, las Ventas Brutas Bajo Enseña disminuyeron un 4,9%, hasta los 691,1 millones de euros y un 47,3% menos en moneda local, "afectadas por el difícil entorno macroeconómico y el fuerte descenso del consumo privado debido al repunte de la inflación y la fuerte depreciación de la moneda". En Brasil, las Ventas Brutas cayeron un 15,4% hasta los 681,1 millones de euros (-10,9% excluyendo el efecto divisa), mientras que las ventas comparables disminuyeron un 9,7%.

Dia estuvo temporalmente en situación de quiebra virtual antes de verano con un saldo negativo de fondos propios de Dia era de 250,7 millones de euros, frente a unos fondos propios negativos de 99 millones a finales de 2018. Dia salió de la causa de disolución gracias a los 490 millones de euros que el accionista de control (Letterone) ha aportado a la Sociedad dominante hasta el 19 de julio de 2019 en forma de préstamos participativos. "Estos préstamos participativos se convertirán en fondos propios en el momento en que se complete la nueva ampliación de capital de 600 millones de euros que se propondrá a los accionistas en una junta extraordinaria que se celebrará en el cuarto trimestre", explica la empresa en inusual informe de resultados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios