Durante los últimos 12 meses

El tamaño sí importa: las empresas más grandes se comportan mejor en bolsa 

Los índices estadounidenses, europeos y españoles de compañías de gran capitalización se comportan mejor que los de medianas o pequeñas. 

Parqué de la Bolsa de Madrid
Las empresas grandes se comportan mejor en bolsa. 

El tamaño sí importa a la hora de invertir en los mercados. Las compañías con mayor capitalización se han comportado notablemente mejor que las de medio o pequeño tamaño, por lo que una buena oportunidad de inversión sería buscar productos que repliquen índices y tengan en cuenta criterios de capitalización, ya no solo en Estados Unidos sino también en España. 

Las diferencias son notables y en Wall Street hay una mayor diversidad de índices por capitalización. Si hubiésemos comprado un ETF del S&P 500 hace justo un año nuestra rentabilidad sería del 2,5% mientras que si optáramos por tamaños de empresas algo más pequeños la rentabilidad sería negativa. De hecho, la menor diferencia sería con el S&P MidCap, que cedería un 6,5%, es decir, nueve puntos porcentuales menos en términos de rentabilidad. 

La comparación es mucho peor si optamos por hacer la comparación con empresas de un tamaño más pequeño. El Russell 2000, que engloba a las 2.000 compañías más pequeñas de entre las 3.000 más grandes de Estados Unidos, sufre un castigo ligeramente superior al 10% mientras que índices de Micro-Caps se dejan alrededor de un 17,5%, es decir, 20 puntos porcentuales de diferencia. 

Estas diferencias también se producen en España, aunque de manera menos clara ya que los índices de mediana y pequeña capitalización se comportan de manera muy similar. El Ibex 35, el mayor selectivo por tamaño, cae en torno a un 9,5% mientras que en el Ibex Medium Cap y el Ibex Small Cap el castigo es ligeramente superior al 17%. Por tanto, el castigo es casi el doble y la diferencia se sitúa cerca de los ocho puntos porcentuales. 

Misma radiografía en Europa ya que el EuroStoxx 50 cede poco más de un 2% mientras que el EuroStoxx Small Cap sufre un descenso dos puntos porcentuales superior, al situarse en casi el 4%. ¿El motivo? Los inversores están optando por comprar más títulos de grandes compañías que de medianas o pequeñas. 

Juan José Fernández-Figares, director de Análisis de Link Securities, ha señalado en referencia a estas diferencias que "en unos mercados con tan baja actividad muchos inversores dan gran valor a la liquidez bursátil de las empresas. Con los volúmenes que se están contratando, muchas compañías son verdaderas 'trampas' de liquidez, ya que si es difícil lograr hacer una posición en las mismas, deshacerla puede ser aún más complejo". Además, va un paso más allá y señala que la nueva regulación (Mifid II) "ha provocado que empresas pequeñas y medianas hayan dejado de ser seguidas por las casas de análisis lo que, junto a la elevada incertidumbre, hace que los inversores apuesten por compañías más líquidas y más cubiertas por los analistas. Las pequeñas y medianas se están quedando en un segundo plano, fuera del 'radar' de muchos inversores.

Por tanto, este temor ha provocado que los inversores se 'refugien' en grandes compañías. Visión que comparte Alexander Lippert, gestor de fondos de MainFirst, que destaca que "el miedo a la recesión ha motivado una rotación sectorial muy fuerte hacia valores defensivos de gran capitalización y, debido a esta búsqueda de 'refugio', los valores defensivos han visto un nuevo aumento de sus múltiplos de valoración, en algunos casos, excesivo". 

Juan Cánovas del Castillo, gestor del fondo Altair European Opportunities, recalca que "hay que tener en cuenta que se están produciendo reembolsos en fondos de inversión, incluidos algunos específicos de small caps, lo que está llevando a un peor comportamiento de la categoría y esta tendencia se retroalimenta. Sospechamos que en algunos casos las ventas no se están produciendo por fundamentales sino por necesidad de liquidez". Además, destaca las diferencias entre España y Europa en términos de rentabilidad en que "muchos de los sectores que mejor lo están haciendo en Europa en lo que va de año tienen poca o ninguna representación en nuestra bolsa (por ejemplo tecnología, salud, consumo no cíclico...)". 

Por su parte, Sergio Ávila, analista de IG, ha señalado que "el contexto en el que nos encontramos es muy complicado para la toma de decisiones por parte de los inversores. A pesar de que se confía en que los bancos centrales podrían tomar medidas para continuar el crecimiento, no están dejando del todo claro que la política monetaria vaya a ser todo lo expansiva que los inversores esperan, y ante una situación de dudas en ese sentido, en caso de crisis económica, las compañías grandes tienen mayor músculo financiero para capear el temporal que las pequeñas y medianas, que serían las más perjudicadas". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios