Según un informe de Santander

Telefónica ingresará el triple si vende sus torres a un rival de Telxius que a su filial

Lograría 6.350 millones con la venta o 2.000 millones si las transfiere a su filial y mantiene su control, según los analistas de Santander.

Telefónica afronta la recta final del convenio
Telefónica sondea la opción de qué hacer con sus 50.000 torres / EFE

Telefónica se encuentra ante el dilema de qué hacer con una parte de sus torres de telecomunicaciones, las que no están en Telxius, la filial que comparte junto al fondo de capital riesgo KKR y Pontegadea, la firma patrimonial de Amancio Ortega. ¿El motivo? La 'teleco' presidida por José María Álvarez-Pallete cuenta con alrededor de 50.000 torres que no se encuentran dentro de 18.000 con las que cuenta Telxius y tiene la posibilidad de traspasarlas a dicha compañía o, por el contrario, venderlas a un rival de su participada. 

La opción que gana peso es que Telefónica venda sus torres a Telxius y mantener el control accionarial pero todavía no se ha decantado por ninguna de las dos opciones. De hecho, la 'teleco' se ha limitado a seleccionar a Goldman Sachs como banco de inversión que le ayude a estudiar ambas posibilidades y cual le sería más ventajosa. No obstante, y a raíz de qué hacer, Banco Santander ha realizado un análisis evaluando las dos posibilidades. 

En el informe 'Valorando las opciones para poner en valor las torres' los expertos del banco presidido por Ana Botín han destacado que "creemos que la monetización de las torres será más transparente si se hace mediante la venta directa y no mediante monetización indirecta (transferencia de activos a Telxius), pero nosotros apostamos por la segunda opción". 

La clave pasa por controlar (o no) las torres. La 'teleco' española puede hacer como hacen muchas de sus rivales ya que tienen el control operativo mediante contratos a largo plazo y, por tanto, no necesitan mantener el control financiero de las torres, "más si cabe si también comparten redes de forma activa". No obstante, los expertos de Santander creen que Telefónica quiere mantener dicho control, al menos en España y Alemania, de ahí que barajen con fuerza la posibilidad de transferirla a Telxius. 

Los analistas también dan números que pueden servir para la toma de dicha decisión. "Si Telefónica traspasara todos sus activos de torres a Telxius, estimamos 2.040 millones de euros en ingresos si mantiene el 50% de su vehículo de infraestructuras. Por otro lado, si vendiera todos sus activos fuera de Telxius a terceros, generaría 6.350 millones". Es decir, la 'teleco' ingresaría el triple vendiendo a un competidor de la filial sus torres pero, a cambio, perdería todo el control sobre las mismas y los ingresos (y gastos) que generaran dichos activos durante los años en que permanecieran en la sociedad. 

Los expertos de Santander destacan la multitud de acontecimientos a los que tendrá que hacer frente la 'teleco' a corto y medio plazo. A la monetización de las torres se une la potencial consolidación del mercado en Brasil, el gran acuerdo de redes compartidas en Alemania... Pese a todo ello, mantienen su recomendación de comprar y le asignan un precio objetivo de 9,65 euros por título, por lo que gozaría un potencial a doce meses cercano al 45%.

El consejero delegado, Ángel Vilá, insistía en una presentación ante analistas realizada a comienzos de noviembre que están "abiertos" a cualquier propuesta y aseguraba que en los "siguientes trimestres" habrá una actualización sobre esta estrategia de monetización. La compañía pretende llevar a cabo esta operación para continuar reduciendo su endeudamiento y mejorar el atractivo bursátil de la acción, que cede un 6% este curso y está cotizando sobre los 6,72 euros por título. Además, en el pasado mes de agosto marcaba mínimos desde el año 2006 al perder la cota de los 6 euros. 

Juan José Fernández-Figares, director de Análisis de Link Securities, destaca que esta operación está en línea con las que ha realizado ya que no es un activo estratégico y reducirá deuda. Además, ha señalado que "si nos atenemos a los múltiplos a los que cotiza, las acciones de Telefónica serían atractivas. No obstante, los inversores han dado la espalda al sector en Europa, siendo éste uno de los que peor se ha comportado en bolsa en los últimos 12 meses. La principal duda de los inversores es cómo las compañías van a defender sus márgenes de explotación a futuro cuando sus principales productos, voz y datos, se han convertido en commodities y sólo se diferencian unos de otros por precio. Además, la estrategia de diversificar hacia otros negocios como el de contenidos está siendo muy compleja, ya que deben competir con las compañías de internet". No obstante, destaca que el mayor atractivo es su "elevada rentabilidad por dividendo, cercana al 6%, que parece asegurada por la elevada capacidad de generar caja libre". 

Por su parte, Aitor Méndez, analista de IG, ha ido un paso más allá. El experto señala sobre esta operación que "Telefónica lleva todo el año tratando de deshacerse de activos para ganar una liquidez que le permita reducir su endeudamiento y generar valor para sus accionistas, a los cuales los tenían un tanto olvidados en años anteriores y que han visto cómo los títulos han caído prácticamente la mitad en dos años y medio. Por tanto, es  entendible el empeño de la compañía por mejorar su perfil financiero y seguir recortando una deuda que arrastra desde los tiempos de Cesar Alierta, en los que la compañía abusó de apalancamiento para crecer y afrontar muchas operaciones que ahora tiene que revertir". Además, otra posibilidad que haría que acelere esta desinversión es que "Telefónica tiene que seguir haciendo caja si quiere también plantearse la opción de pujar por la filial de telefonía móvil Oi para la que podría tener que hacer un desembolso cercano a los 5.000 millones de euros". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING