Fuertes caídas 

Temor a China en Wall Street: Tencent es la única que sube desde el coronavirus

La bolsa estadounidense se recupera del castigo sufrido e incluso sube desde que se produjera la epidemia mientras las cotizadas chinas en EEUU caen. 

Trump aspira a la reelección en 2020.
Tencent es la única empresa china que sube desde el coronavirus / L.I.

El coronavirus amenaza con añadir más dosis de volatilidad en los mercados. Sus consecuencias a nivel económico, todavía desconocidas, podrían ser muy negativas y los grandes bancos de inversión esperan a que la tasa de infección comience a reducirse (las víctimas superan el millar) para así calibrar el impacto que tendrá sobre la economía de China y, por ende, sobre el crecimiento global. No obstante, su mayor prolongación en el tiempo sería una de las peores noticias para los mercados y, sobre todo, para China. 

Los estrategas de Allianz Global Investors han señalado que "esperamos que este brote perjudique la economía de China a corto plazo, pero seguimos siendo positivos acerca de las perspectivas a largo plazo del país. En toda Asia, los problemas de la cadena de suministro tendrán un efecto negativo pero no esperamos que la economía global se vea tan afectada como la de China: las políticas de los bancos centrales, los beneficios corporativos y los fundamentos económicos estabilizadores aún parecen apoyar a los activos de riesgo globales". 

La reacción inicial del mercado fue negativa por el temor a un evento desconocido. La rápida respuesta de China y las noticias acerca de los tratamientos y vacunación convencían a los inversores y los principales parqués recuperaban sus niveles previos al coronavirus tras las caídas iniciales. No obstante, hay un segmento que continúa penalizado y que no se ha recuperado: la mayoría de empresas que cotizan en China. 

Solo Tencent, el gigante chino de Internet y propietario de WeChat (el WhatsApp chino), elude las caídas desde que el 17 de enero se conociera que había 41 afectados por el coronavirus y que sería una epidemia que iría en aumento. De hecho, a finales de dicho mes la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba la alerta internacional ante la expansión del coronavirus. La empresa china que cotiza en Wall Street se ha desmarcado de la evolución del resto de compañías de su país y ha continuado ligado a la marcha de Wall Street, que repunta desde dicha fecha. No obstante, Tencent simplemente elude las caídas ya que rebota por debajo del punto porcentual mientras que el Nasdaq 100 se dispara por encima del 4% y el Dow Jones cotiza con tímidos avances. 

Luckin Coffee, el bautizado como 'Starbucks chino', es el que acusa más las caídas al desplomarse por encima del 22% desde el 17 de enero. No obstante, hay otras compañías chinas que sufren caídas alrededor de 10% como es el caso de la petrolera Sinopec, la aseguradora Ping An Insurance o el banco Agricultural Bank of China. Por su parte, dos gigantes tecnológicos como Alibaba o Baidu ceden ligeramente por debajo del 5%. 

Juan José Fernández-Figares, director de Análisis de Link Securities, ha señalado a La Información que "es normal que las empresas chinas se desmarquen del comportamiento de la bolsa estadounidense ya que su exposición a la economía china es muy superior. En ese sentido, la exposición a China de las empresas del S&P 500 (ventas) no supera el 6%. No obstante, las más expuestas, como es el caso de las fabricantes de semiconductores, están teniendo un comportamiento errático en las últimas sesiones, ya que, en muchos casos, en un momento dado pueden ver peligrar su producción por falta de mano y de obra y componentes.

Carlos Mendoza, de Altair Finance, también ha sido consciente del comportamiento dispar. El experto ha señalado que "si analizamos el comportamiento de las compañías del S&P 500 con mayor exposición de ventas a EEUU y las compañías del S&P con exposición de ventas en el extranjero (sobre todo China), podemos observar cómo la evolución de  estas últimas ha estado relacionado a la evolución de las noticias del virus y ha sido peor". Además, ha destacado que "es el sector tecnológico del S&P 500 el que mayor exposición de ventas tiene a China, con un 15%, con mucha diferencia respecto a los demás, que como mucho alcanzan el 2%. 

Aitor Méndez, analista de IG, coincide en la visión de los otros expertos. "El impacto de una desaceleración de la economía del gigante asiático siempre será mayor en una empresa china, por muy internacionalizada que esté, que una empresa estadounidense, por mucha exposición que tenga a China.Los propios sectores de actividad en los que operan las grandes corporaciones chinas cotizadas en Nueva York son de los más penalizados por la expansión del brote. Entre estas empresas se sitúan firmas del sector de la distribución (Alibaba), del sector energético (PetroChina y China Petroleum) y aseguradoras como China Lifa, todas ellas ramas de actividad que se han visto castigadas por el coronavirus. Otras firmas como el buscador Baidu, no están siendo tan castigadas, pero sí les está costando sumarse a la ola compradora que viven el resto de compañías de Wall Street". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING