Participada por Santander

Terremoto en los criptoactivos: Ripple pierde un 66% tras la ofensiva de la SEC

La tercera criptomoneda más grande del mercado se derrumba por cuarto día consecutivo tras las acusaciones del supervisor de EEUU sobre su venta continua de valores sin control.

Monedas con el logo de Ripple.
Monedas con el logo de Ripple.
Ripple

La criptomoneda Ripple (XRP) volvió a desplomarse más del 30% este martes y amplía su descalabro al 66% en cuestión de una semana después de que la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC, por su siglas en inglés) haya abierto una investigación sobre la compañía emisora de esta criptomoneda entre acusaciones de fraude de valores por haber realizado ventas continuadas a inversores sin pasar ningún control.

El supervisor presentó el pasado 22 de diciembre una demanda ante un tribunal federal de Manhattan en la que alega que el token XRP está clasificado como valor y no criptomoneda. En el escrito acusan a la empresa Ripple, emisora del criptoactivo del mismo nombre, y a los dos ejecutivos fundadores de haberse financiado de forma continua durante años vendiendo a inversores unidades de Ripple por valor de 1.300 millones de dólares en "una oferta continua de valores digitales no registrados". 

La cotización de Ripple se triplicó en noviembre hasta los 0,6 dólares por unidad, pero a partir del 20 de diciembre comenzó a caer a plomo tras la ofensiva regulatoria de la SEC. El 'crash' se ha acentuado este martes -la cripto XRP ha llegado a cotizar en 0,18 dólares- después de que diversas plataforma de compraventa de criptomonedas suspendiesen la negociación o, directamente, la eliminasen de sus plataformas. En solo 10 días, la valoración de Ripple ha pasado de 30.000 millones de dólares a poco mas de 10.000 millones por el pánico entre sus inversores.

La SEC acusa a los fundadores de la compañía Brad Garlinghouse y Chris Larsen por no declarar sus ventas personales del token XRP, estimadas en más de 600 millones. Según las últimas regulaciones de la CNMV estadounidense, los particulares y las empresas de criptomonedas deben registrar sus nuevas emisiones ante la Comisión como si fuesen acciones, bonos o cualquier otro instrumento financiero destinado a recaudar fondos.

El debate sobre si las criptomonedas son valores o solo medios de pagos es una de las grandes asignaturas pendientes del sector, cuya mayor actividad se debe a las inversiones especulativas. Los defensores de las criptos consideran que son solo tecnología y medios de pago. El Ripple, como el Bitcoin o el Ether, pertenecen a la generación de activos basados en la cadena de bloques Blockchain, que permite la distribución descentralizada del dinero y su registro instantáneo para los usuarios de su red.

Ripple es la llamada criptomoneda de los bancos porque algunas de las entidades financieras más relevantes del mundo han participado en su desarrollo. Banco Santander en la startup Ripple Labs a finales de 2015 para explorar el desarrollo de sistemas de pagos y transacciones en tiempo real basados en la blockchain, la tecnología contable en red y punto a punto.  Además del banco español, presente en ella a través de su fondo Innoventures, también respaldan a Ripple empresas como Accenture, CME Group, Andreessen Horowitz o CME.

Mostrar comentarios