Dos veces de aquí a diciembre

Tesla también llora por la guerra entre Trump y Xi: subirá sus precios en China

El fabricante de coches eléctricos tiene que importar todos los vehículos al gigante asiático, donde abrirá una megafábrica ya en septiembre

La rotación de directivos de Tesla es una de las más altas de la industria
La rotación de directivos de Tesla es una de las más altas de la industria. / Tesla

Tesla, el fabricante californiano de vehículos eléctricos, tampoco escapa a los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. La firma capitaneada por el excéntrico Elon Musk podría anunciar este mismo viernes un aumento de sus precios en el país asiático (incremento que se produciría antes de lo que la compañía había planeado inicialmente), y está ya contemplando la posibilidad de aplicar un alza adicional el próximo mes de diciembre.

Lo adelanta la agencia Reuters que recuerda cómo hasta la fecha Tesla ha tenido que importar todos los automóviles que vende en el gigante asiático, lo que le ha obligado a tener que ajustar los precios varias veces a lo largo del último año ante los aumentos de aranceles aplicados en el país en respuesta a las subidas de tasas decretadas a su vez por Donald Trump en EEUU.

El último de esos movimientos se produjo la semana pasada, cuando el Ministerio de Comercio chino anunció que restablecería los aranceles del 25% en los vehículos procedentes de EEUU y del 5% a las piezas de automóviles (y que había decidido suspender a finales del año pasado).

Actualmente Tesla está terminando de construir en Shangai la que será su primera fábrica fuera de Estados Unidos y que en principio va a estar operativa ya en septiembre. La planta permitirá al grupo automovilístico ampliar su capacidad de producción del Model 3, y reducir los plazos de entrega de cada unidad. La venta de coches eléctricos se está disparando en China a causa de las nuevas restricciones al tráfico que están empezando a aplicarse en las grandes ciudades para tratar de parar el problema de contaminación que afecta al país. 

El mercado chino, clave, en medio del desplome en bolsa

El fabricante, que ha visto así dispararse un 40% sus ventas en el país asiático, no terminó de convencer al mercado con sus resultados del primer semestre. En concreto, perdió 1.110,469 millones de dólares entre enero y junio. Unos números rojos que, si bien se reducen en un 22% en relación al mismo periodo de 201, fueron tres veces superiores a lo previsto por los analistas entre abril y junio (perdió 408.334 millones de dólares en ese periodo).

Estos resultados negativos se producen pese a que los ingresos de la compañía de Musk aumentaron en los seis primeros meses a 10.891,140 millones de dólares, un 47% más que en el primer semestre de 2018. El pasado viernes y a raíz del recrudecimiento de las tensiones entre Donald Trump y Xi Jinping, Tesla se hundió un 4,84% en el Nasdaq hasta los 211,40 dólares. Sus títulos retroceden un 36,5% en lo que va de año en Nueva York desde los 332,8 dólares a los que despidió el pasado ejercicio. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios