Demanda de 75.000 millones

Furor inversor: el Tesoro capta 12.000 millones con su 'bono sindicado 2040'

BBVA, Credit Agricole-CBI, Citigroup, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Natwest Markets han recibido el mandato para efectuar esta emisión de deuda pública fuera de mercado.

El Tesoro Público ha obtenido 3.218 millones de euros frente a los 3.000 que se había fijado como objetivo máximo en la subasta de hoy.
El Tesoro Público emitirá 100.000 millones de deuda nueva en 2020.
Archivo

Una sobredemanda de casi siete veces. El Tesoro Público ha efectuado este martes su primera emisión sindicada de un bono a 20 años por importe de 12.000 millones de euros, con una demanda que ha superado los 75.000 millones de euros y a menores tipos de interés, en el marco del nuevo programa de financiación revisado en mayo para hacer frente a las mayores necesidades de financiación derivadas de la pandemia del Covid-19.

La rentabilidad de la emisión se ha situado en 1,251%, inferior en más de cinco puntos a la de la emisión a 10 años realizada el pasado mes de abril y equivalente a 28 puntos básicos por encima de la referencia del Tesoro a 15 años, según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. BBVA, Credit Agricole-CBI, Citigroup, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Natwest Markets han recibido el mandato para efectuar esta emisión de deuda cuyo importe mínimo es de 10.000 millones, aunque dada la elevada demanda se ampliará por encima de esa cantidad.

La demanda del bono, que vence el 31 de octubre de 2040 y tiene un cupón del 1,20%, ha estado repartida entre 460 cuentas inversoras, muy diversificadas tanto desde el punto de vista geográfico como por tipología de inversor. Esta es la tercera ocasión durante la pandemia en la que el Tesoro lleva a cabo una emisión sindicada, ya que el pasado 24 de marzo realizó una colocación sindicada con la que obtuvo 10.000 millones con un bono a 7 años, y otra el pasado 22 de abril con la que captó 15.000 millones con un bono sindicado a 10 años. Se trata de la primera vez que se lanza este tipo de referencia en España, según  'Europa Press'.

Asimismo, la participación de inversores no residentes ha alcanzado el 83,3% de la sindicación, lo que, según Economía, "pone de manifiesto la confianza de los inversores internacionales en la economía española". De este porcentaje destaca la participación Francia e Italia (25%); Reino Unido e Irlanda (18,8%); Alemania, Austria y Suiza (16,8%); otros inversores europeos (8,5%); Estados Unidos y Canadá (4,8%); los países nórdicos (4,2%); Asia (2,6%) e inversores de otras regiones (2,6%).

Letras, en negativo

Por otro lado, el Tesoro ha colocado este martes 6.885,81 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, rozando el rango alto que se había marcado de 7.000 millones, y ha reducido notablemente los costes de emisión profundizando en los tipos en negativo en ambas referencias. Los datos de la emisión reflejan que los inversores han vuelto a confiar una vez más en los títulos de deuda pública españolas, ya que el montante colocado ha rozado el rango alto previsto y la demanda ha alcanzado los 13.751,51 millones de euros, casi dos veces lo finalmente adjudicado. El organismo ha realizado con éxito las últimas emisiones celebradas, reduciendo en la mayoría de los casos los costes de emisión, a pesar de la crisis derivada del Covid-19, y avanzando en su programa de emisiones, revisado al alza.

100.000 millones de deuda nueva

En concreto, ha emitido 780 millones en letras a 6 meses, frente a una demanda de 3.245,3 millones, con un tipo de interés marginal del -0,465%, profundizando en los tipos negativos respecto al -0,280% de referencia registrado el 5 de mayo. En esta línea, ha servido 6.105,81 millones, la mayor parte de la colocación, en letras a 12 meses, frente a una demanda récord de 10.506,2 millones, y también ha profundizado notablemente los tipos negativos -0,373%, más que triplicando la rentabilidad negativa, ya que su referencia era el interés del -0,089% del 5 de mayo.

El pasado jueves el organismo celebró la mayor subasta en lo que va de pandemia del Covid-19, en línea con los resultados registrados en las últimas emisiones, llegando a colocar 7.927 millones y registrando en esta ocasión una demanda de 13.541,5 millones de euros, lo que supone 1,7 veces más de lo finalmente adjudicado. Esa misión fue la primera después del anuncio de la propuesta de la Comisión Europea de un fondo de reconstrucción de 750.000 millones y tras la comunicación del propio Tesoro Público de elevar en 97.500 millones la emisión neta y en más de 100.000 millones la emisión bruta por el Covid-19.

Tras la emisión de este martes, quedarían otras dos subastas este mes, el martes día 16, de letras a 3 y 9 meses, y de bonos y obligaciones el jueves día 18, según el calendario del Tesoro. El pasado 21 de mayo, el Tesoro Público anunció una modificación de su programa de financiación para este año que prevé elevar la emisión neta en 97.500 millones de euros, hasta un total de 130.000 millones, e incrementar en algo más de 100.000 millones la emisión bruta, hasta alcanzar los 297.000 millones de euros, como consecuencia de la mayor necesidad de financiación por el aumento de la deuda pública para hacer frente a los mayores gastos derivados del Covid-19.

De hecho, el pasado 24 de marzo llevó a cabo una emisión sindicada con la que obtuvo 10.000 millones en un bono a 7 años, y otra el pasado 22 de abril con la que captó 15.000 millones en un bono sindicado a 10 años. No obstante, a la previsión de emisión neta se podrían descontar en torno a 15.000 millones que podría recibir España del sistema de reaseguro de empleo (SURE), así como la parte que perciba del fondo de reconstrucción europeo. En detalle, estima una necesidad de financiación bruta para 2020 de 297.657 millones de euros, de los que 185.969 millones se prevé financiar mediante bonos y obligaciones y 111.688 a través de letras del Tesoro.

Mostrar comentarios