Reunión en la Casa Blanca

Trump aparca los ataques a Powell (Fed) tras celebrar un 'vis a vis' en Washington

El presidente de EEUU habla de reunión "cordial" con el responsable de la Fed, a quien llegó a tachar de enemigo 'número uno' del país.

Powell, junto a Trump, en su toma de posesión.
Powell, junto a Trump. / Fed

¿Ciclotímico o cínico? El presidente de EEUU, Donald Trump, ha vuelto a hacer las acusaciones  de altibajos emocionales o de mentir con descaro que le achacan sus críticos en Washington. En una reunión celebrada por iniciativa de la Casa Blanca, el mandatario se ha reunido con el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, y el secretario de Comercio, Steve Mcnuchin

Lo sorprendente esta vez es que Trump han sido las buenas palabras dirigidas a quien llegó a calificar de 'enemigo' de EEUU. "Acabo de terminar una reunión muy buena y cordial en la Casa Blanca con Jay Powell de la Reserva Federal. Todo se discutió, incluidas las tasas de interés, los intereses negativos, la baja inflación, la flexibilización `de la política monetaria], la fortaleza del dólar y su efecto en la fabricación, el comercio con China, la UE. y otros, etc", dijo a través de su altavoz en la red social Twitter el presidente estadounidense.

La Fed, en cambio, emitió un comunicado desmintiendo algunos extremos del mensaje de Trump, reafirmado su independencia a la hora de establecer la política monetaria del país y negando la mayor: "[Powell] no ha hablado de sus expectativas para la política monetaria, salvo para enfatizar que la senda de la política dependerá exclusivamente de la nueva información que afecte a los pronósticos de la economía".

"Los comentarios del presidente Powell fueron consistentes con sus declaraciones en el Congreso la semana pasada", señala la Fed en su comunicado. Asimismo, el banquero central ha reafirmado ante Trump que él y el resto de miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), el órgano ejecutivo y de decisión de la Fed, establecerá la política monetaria con el objetivo de apoyar el pleno empleo y unos precios estables. De esta forma, Powell ha reafirmado que la Fed "tomará sus decisiones basándose solamente en análisis cuidadosos, objetivos y no políticos".

Desde que comenzaron los ataques dialécticos de Trump sobre Powell en otoño de 2018, la Fed comenzó a revisar su política monetaria y en diciembre de 2018 realizó su última subida de tipos. Siete meses después, el banco central de EEUU comenzó a bajarlos y lleva tres recortes consecutivos, aunque en su última reunión advirtió que realizará una pausa en su ajuste técnico de tipos. Quizá ese sea el motivo de la inesperada convocatoria de Trump a Powell a la Casa Blanca. El presidente de EEUU ha llegado a expresar la necesidad de relevar al gobernador de la Fed por alguien más acorde a sus necesidades de expansión monetaria -y subidas de la bolsa- para afrontar con garantías su carrera hacia la reelección en 2020.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING