Todos los índices en rojo

Temor a la desaceleración: el Ibex 35 baja un 1,8% semanal y cede los 8.900 puntos

La banca vuelve a caer castigada por la cascada de recomendaciones negativas de Morgan Stanley, Credit Suisse y KBW

Ibex 35, Bolsa
Ibex 35, Bolsa / EFE

La incertidumbre sobre las perspectivas económicas en Europa y el pesimismo en torno a las negociaciones entre China y Estados Unidos dan lugar a una nueva jornada de pérdidas en Europa que han llevado al Ibex 35 a perder el nivel de los 8.900 puntos. El índice bajó un 0,9% este viernes y cede un 1,8% en la semana. La operadora de telecomunicaciones Telefónica lideró las pérdidas en el índice (-2,5%) y vivió una de las peores sesiones de las últimas semanas después de anunciar su decisión de vender varios de sus centros de datos.

Prácticamente todos los valores del selectivo ceden terreno y, de nuevo, la banca es protagonista por una cascada de recomendaciones negativas Morgan Stanley, Credit Suisse y KBW. Sabadell fue el único que se salvó entre los grandes bancos y su acción subió gracias a la defensa que los directivos del grupo están haciendo de su acción. Caixabank logró también cerrar la sesión en tablas. Mientras tanto, Bankinter se dejó un 0,8%, Santander, un 07,%, mientras que BBVA bajó un 0,3%.

Con todo, la peor parte se la llevan hoy los títulos de Grifols, que se desplomaron un 2,9% porque el banco alemán Berenberg le ha aplicado un tijeretazo a su precio objetivo de 28,3 a 25 euros y rebaja además su recomendación de "comprar" a "mantener". Tras el castigo registrado ayer, los inversores entraron en Meliá Hotels, que ha subido 1,1%.

Donald Trump ha asegurado que no se reunirá con su homólogo Xi Jinping antes de la fecha límite del 1 de marzo que se han dado para tratar de alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial, y el enfriamiento en la relación entre ambas potencias lastra el precio del petróleo: el barril de Brent cae a 61,38 dólares, mientras que el crudo ligero West Texas retrocede hasta los 52,29 euros. 

Con tanto nubarrón sobre el horizonte a corto plazo, los inversores siguen buscando refugio en el bono alemán y su rentabilidad cae a esta hora más del 3,5% hasta el 0,11% (ayer llegó a hundirse más del 26%). Este movimiento eleva la prima de riesgo italiana hasta los 283 puntos básicos, mientras que la española se sitúa en el entorno de 112 puntos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios