Tras la salida de su rival Lyft

Menos de 24 horas para impacto: Uber prepara su opv de hasta 81.000 millones

En la balanza: el alza prevista de sus gastos operativos frente al de sus reservas brutas o cantidad que los usuarios gastan en la aplicación

Uber, a menos de 24 horas de su opv, en datos
   

Menos de 24 horas ya para la mayor salida a bolsa en Wall Street desde el debut de Alibaba en 2014 o desde Facebook en 2012, si hablamos en concreto de una empresa joven del sector tecnológico. Uber, la mayor compañía de viajes compartidos del mundo, saldrá al parque este viernes en una horquilla de entre 44 y 50 dólares, lo que sitúa su valoración en un máximo de 91.000 millones de dólares (81.000 millones de euros), en la parte baja de la horquilla que se había fijado ante las dificultades que atraviesa su rival Lyft (sus títulos se hunden un 32,4% desde su estreno el 29 de marzo hasta 52,91 dólares) y el recrudecimiento de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, que está generando incertidumbre 'extra' en las bolsas.

Los analistas y expertos se preguntan si este debut es el futuro o, más bien, el símbolo de la segunda burbuja en curso, idea en la que ahonda un informe sobre la firma que ha hecho público el bróker XTB. El documento hace hincapié en cómo Uber tiene aún la mayor parte de su negocio en EEUU. De hecho, según datos de la firma de análisis de mercado SecondMeasure recibió el 69% del gasto de viajes compartidos en ese país el pasado mes de marzo. A lo largo del último ejercicio, sus reservas brutas (cantidad total que los usuarios gastan en la aplicación) se dispararon un 44% hasta los 49,8 millones de dólares (44,51 millones de euros).

Como datos positivos el informe señala el hecho de que la compañía se esté "retirando" de los mercados donde existe una fuerte competencia, pero lo hace vendiendo sus activos allí al mayor competidor, por lo que rebaja costes y puede participar en la ganancia futura de sus ex rivales. También que tiene mayores ingresos por usuario que otras tecnológicas cuando salieron a bolsa, como es el caso de Facebook, Alphabet (matriz de Google), Lyft, Twitter o Pinterest.

Además, se está diversificando, puesto que en 2014 lanzó el servicio UberEats (para solicitar la entrega de alimentos), en 2017 estrenó UberFreight (que hace coincidir a fletadores de barcos con los capitanes) y en 2018 pasó al alquiler de bicicletas eléctricas tipo scooter al adquirir Jump Bikes. Con todo, estos servicios apenas representan una porción pequeña de sus ingresos totales. La principal diferencia con Lyft, que ostenta la mitad de cuota de mercado en EEUU, es su mayor alcance geográfico (está presente en cinco de los seis continentes).

Sin embargo, en el folleto de su opv la propia Uber reconoció que sus gastos operativos aumentarán significativamente en el futuro, por lo que podría no llegar a obtener rentabilidad. También, que la reclasificación de conductores de contratos independientes a empleados tendrá un efecto negativo en sus resultados. Al mismo tiempo, el informe de XTB recuerda que la mayoría de las compañías de viajes compartidos generan pérdidas y Didi (China) y Grab (Singapur), las dos firmas homólogas en las que Uber está interesada, podrían verse abocadas a la bancarrota, lo que tendría un fuerte impacto en su balance. 

El gigante tecnológico, cuyos fundadores son los empresarios Travis Kalanick y Garett Camp, ha visto cómo el aumento de sus ingresos se ha ido desacelerando los dos últimos ejercicios: desde el 209% interanual que aumentaron en 2017 hasta el 142% que repuntaron el año pasado. Sin embargo y pese a ser menor, el incremento de sus ingresos supera al de los gastos, lo que le permite mejorar sus márgenes. La empresa, que aún genera pérdidas, ha visto reducirse éstas del 131,9% de 2014 al 25,8% en 2018.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios