Con el 1,1% del capital

Un viejo socio suizo de Six Group irrumpe en BME antes de tener luz verde a la opa

Zürcher Kantonalbank (ZBK), socio de Six en el área de pagos, realiza una entrada en el capital por cuenta de un cliente.

Jos Dijsselhof, consejero delegado de SIX Group. / Efe
Jos Dijsselhof, consejero delegado de SIX Group. / Efe / L. I.

Visto y no visto. Zürcher Kantonalbank (ZBK), el cuarto mayor banco helvético y entidad pública propiedad del Cantón de Zurich, ha sido el último gran inversor institucional en dejarse ver en el accionariado de Bolsas y Mercados (BME) tras la opa lanzada en noviembre por Six Group, el gestor de las bolsas suizas. El banco suizo ha declarado un 1,19% del capital de la empresa española para luego, aparentemente, deshacer su posición, según el extraño rastro que ha dejado en la CNMV.

El vaivén accionarial se produce tras la presentación de los resultados anuales de BME y la presentación de las cifras de negocio de febrero, disparadas en todas las bolsas tras el crash de los mercados registrado desde que estalló la volatilidad por la crisis del coronavirus. La opa de Six a 34 euros por acción -menos dividendos- sigue varada a la espera de los informes de la CNMV, las Comunidades Autónomas implicadas y el preceptivo dictamen del consejo de ministros del Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, la aprobación va para largo ante la situación de alerta por la actual crisis sanitaria y económica.

La posición del ZKB está valorada en unos 34 millones de euros que le han servido de toma de contacto por primera vez con la empresa española. En dos notificaciones casi simultáneas, el ZKB primero explica que ha recibido las acciones como colateral -respaldo o garantía para un crédito u operación con derivados financieros- que le llevaron a superar el umbral del 1%, aunque apenas a las horas señala que “la participación se ha reducido por debajo del umbral del 1% por la devolución de acciones de un colateral”.

ZKB es el banco más antiguo de Zurich y cumple estos días su 150 aniversario desde su fundación. Por detrás de los bancos globales UBS y Credit Suisse -financiador principal de la opa de Six- es una de las grandes entidades financieras del país como más de 100.000 millones de francos suizos en activos (93.000 millones de euros). Es socio de Six Group en el desarrollo de sistemas de pago en Suiza junto a UBS y, al igual que este, también forma parte del opaco accionariado de Six junto a otros 120 bancos e instituciones helvéticas y extranjeras con sucursal en Suiza, requisito imprescindible para formar parte de su accionariado.

El clan de los irlandeses

El cliente de ZKB no aparece identificado, aunque fuentes financieras vinculan la operación a los movimientos en BME de otros fondos presentes en el capital como los irlandeses Setanta AM (1,6%) y Lyxor Newcits (1,06%), ambos vinculados al gestor y asesor de ‘hedge funds’ Michael Tiedemann, fundador de la firma TIG Advisors, que declara por su cuenta otro 1% de las acciones de BME.

Se mantiene en el capital otro vehículo con sede en Irlanda como Burlington Loan, en la órbita de la firma estadounidense Davidson Kempner, con un 1,5% y el oportunista Sand Grove de Davies Simon, con otro 1,3% Junto a estos vehículos se ha producido la entrada en febrero de los estadounidenses Farallon Capital, con un 1,77%, y Kite Lake (1%). La mayoría de ellos están operando en la acción con derivados financieros para elevar el apalancamiento y maximizar las potenciales ganancias.

Este grupo de ‘hedge funds’ de Irlanda y EEUU se ha hecho poco a poco con una posición conjunta próxima al 10% del capital de BME que comienza a hacer sombra al 18% que controlan los accionistas institucionales más conocidos de la empresa: Corporación Financiera Alba, que tiene el 12% de las acciones y la llave de la operación de venta de BME, Blackrock (3,7%) y el fondo soberano de Noruega (2,2%).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING