Rally desde noviembre

Las nuevas vacunas de ARN mensajero vencen en bolsa a las 'tradicionales'

BioNTech, que cotiza en zona de máximos históricos, así como Moderna, Novavax y Curevac se disparan en Wall Street desde el arranque del año con la perspectiva ahora de poder suplir incluso a AstraZeneca y J&J

Una enfermera prepara la vacuna Pfizer-BioNtech contra el COVID-19 antes de administrársela a un profesional sanitario en el Hospital Son Espases de Palma de Mallorca, en Mallorca, Islas Baleares (España), a 13 de enero de 2021. Baleares ha arrancado este miércoles la vacunación del personal en primera línea de la atención al COVID-19, en una fase en la que se espera administrar la primera dosis a 7.337 personas, tanto profesionales sanitarios como personal no sanitario que trabaja en el sistema de salud. 13 ENERO 2021;MALLORCA;BALEARES;VACUNA;COVID19 Isaac Buj / Europa Press 13/1/2021
Las nuevas vacunas de ARN mensajero vencen en bolsa a las 'tradicionales'
Europa Press

Son las vencedoras absolutas en bolsa tanto en lo que va de año como tomando de referencia el pasado mes de noviembre, cuando los resultados prometedores de sus candidatas trajeron una nueva oleada de compras a los mercados y marcaron el inicio de la salida de la crisis. Las farmacéuticas que han desarrollado una vacuna contra la Covid-19 con la novedosa técnica del ARN mensajero se imponen con su rally bursátil a aquellas que han sacado al mercado una vacuna más 'tradicional' para combatir el virus, la de la técnica de vectores virales. 

Estas últimas se están viendo penalizadas, además, por la crisis en torno a los casos inusuales de trombos y la decisión de algunos países, como Estados Unidos, de paralizar su uso en tanto se recaba más información. Estos problemas y el hecho de que no hayan cumplido con las entregas comprometidas en Europa hacen prever que las vacunas basadas en el ARN (ácido ribonucleico o RNA, por sus siglas en inglés) puedan acabar por desplazarlas en el más corto plazo, como ha sugerido esta misma semana la prensa italiana. 

En lo que llevamos de 2021, las acciones de Novavax se disparan más del 79% en Wall Street. La vacuna de la farmacéutica estadounidense, que se encuentra en la fase previa a su aprobación por parte de las autoridades sanitarias, se producirá para Europa en la planta con la que el Grupo Zendal cuenta en la localidad pontevedresa de O Porriño. La segunda compañía más alcista es la alemana BioNTech, con un repunte muy próximo al 62% desde los 81,52 dólares a los que despidió el pasado ejercicio y que cotiza en zona de máximos históricos. El podio lo completa Moderna, también estadounidense, con una revalorización del 51%.

Un avance notable registran los títulos de la también germana CureVac (+27% desde enero), que podría recibir el visto bueno del regulador europeo entre mayo y junio para su vacuna basada como las tres anteriores en el ARN mensajero. La evolución bursátil de estas cuatro compañías poco tiene que ver con la de AstraZeneca y Johnson & Johnson. La primera se deja un leve 0,72% en el año, pero su descalabro supera el 17% desde el máximo histórico que la acción marcó el pasado 11 de noviembre en las 8.785 libras. Y en el caso de la compañía norteamericana apenas se anota un 1% en lo que va de 2021 y desde finales de enero, cuando marcaron su techo, las acciones se dejan más del 6,6%. 

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguraba el miércoles que confía en poder emitir una recomendación sobre Janssen (filial de Johnson & Johnson) "la próxima semana", si bien ha incidido en que, aunque su investigación de los casos inusuales de coagulación sanguínea sigue en marcha, "mantiene la opinión" de que los beneficios de la vacuna superan sus riesgos. La compañía había paralizado los envíos de las dosis comprometidas a la Unión Europea una vez que su uso fue suspendido en Estados Unidos a comienzos de semana.

El diario italiano La Stampa ha avanzado que la Comisión Europea habría decidido, de acuerdo con los líderes de varios países, no renovar los contratos vigentes con las farmacéuticas que producen vacunas de vectores virales, es decir, con AstraZeneca, Janssen y la Sputnik rusa. Al parecer, el gobierno de Mario Draghi ha decidido que a partir del próximo año su país sólo inoculará a la población con vacunas de BioNTech-Pfizer y Moderna. Países como Dinamarca han anunciado que dejan de administrar definitivamente la vacuna desarrollada por la firma británica y la Universidad de Oxford.

La UE se juega el control del virus y su recuperación

En este punto, y cuando la crisis de las vacunas y el ritmo inferior de inoculación en el Viejo Continente amenazan con torpedear la lucha contra el virus y la recuperación económica, la Comisión ha acordado con BioNTech-Pfizer la llegada de una remesa extraordinaria de 50 millones de dosis hasta junio -la región recibirá en total 250 millones de dosis para vacunar a 125 millones de ciudadanos-. "Tenemos que centrarnos en las tecnologías que han demostrado su eficacia. Las vacunas de ARN mensajero son un claro ejemplo de ello", ha zanjado la presidenta de la Comisión, Úrsula Von der Leyen, quien también ha asegurado que Bruselas negocia con las dos farmacéuticas otro contrato para recibir 1.800 millones de sus dosis entre 2021 y 2023, pensando además en las nuevas variantes del virus.

Para Europa es esencial atajar esta crisis de las vacunas antes de que vaya a más. El motivo es evidente: EEUU puede 'permitirse' prescindir de la vacuna de Janssen para inmunizar a su población. El país dispone de suficientes dosis de las otras vacunas aprobadas, la de Pfizer y la de Moderna, y de hecho esta misma semana el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció que ya cuenta con las vacunas necesarias para poder inocular contra la Covid-19 a toda la población adulta. Otro tema bien distinto es el impacto que la paralización de esta vacuna va a tener en el ya más que deficiente proceso de vacunación de la Europa continental. 

"Es evidente que muchos países de la Unión Europea (UE) contaban con las vacunas de Johnson & Johnson, que iban a llegar a lo largo de esta semana, para agilizar el proceso, por lo que la paralización de su utilización retrasará el mismo. Cabe recordar que esta vacuna es la única desarrollada hasta ahora que solo requiere de una dosis, lo que ofrece muchas ventajas logísticas y operativas, tal y como recuerda Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities. Firmas como Bank of America sostienen, de hecho, que Europa necesitaría triplicar su ritmo actual de vacunación para poder 'salvar' la temporada turística estival

Mostrar comentarios