IAG, último 'profit warning'

Vídeo | Las aerolíneas querrán olvidar este 2019 en bolsa (si nada lo remedia)

Solo IAG, Lufthansa y Air France KLM pierden más de 5.200 millones de capitalización en el año, casi un cuarto de su valor conjunto

IAG transportó un 2,7% menos de pasajeros en los dos primeros meses del año
A las aerolíneas les crecen los enanos y pinchan en bolsa

A las aerolíneas europeas les crecen los enanos y si nada lo remedia están cada vez más cerca de cerrar un año muy negativo en bolsa. Solo los tres grandes grupos del Viejo Continente, IAG (la matriz de Iberia y Vueling), la alemana Lufthansa y la gala Air France KLM han perdido más de 5.200 millones de euros de capitalización en lo que va de año, lo que implica que se habrían dejado por el camino prácticamente una cuarta parte de su valor conjunto. La situación no es mucho mejor para uno de los grandes del bajo coste, Ryanair, que también registra una caída en lo que va de ejercicio del 8,8%. Mientras que Easyjet es la única que logra parar en parte el golpe y avanza solo un 2,5%.

Esta evolución negativa no tiene una única explicación, pero sí depende en buena medida del empeoramiento del contexto económico. La debilidad de la macro en la zona euro está presionando a la baja a un sector con un marcado componente cíclico. Recientemente, los indicadores apuntan a un debilitamiento de la demanda en Alemania, la mayor economía del área, que se ha hecho sentir ya en el turismo. Lo mismo sucede con los viajes de los británicos, aunque en su caso el frenazo viene motivado por el Brexit, al que el sector está altamente expuesto (por el impacto que pueda tener en la reducción de vuelos y porque las aerolíneas que no demuestren que más de la mitad de su capital es europeo podrían tener problemas para seguir operando en los cielos comunitarios.

Las medidas del paquete climático anunciado recientemente por el Gobierno de Angela Merkel, aún por concretar, incluyen también una subida de tasas al sector para tratar de promover en el interior del país el uso del tren y de otros transportes terrestres menos contaminantes, lo que añade más de incertidumbre aún. Si a esto sumamos el repunte del petróleo, del 15% en lo que va de ejercicio en el caso del barril de Brent, el de referencia en Europa, y la reciente quiebra de la británica Thomas Cook, que puede tener un impacto nefasto sobre el valor bursátil del 51% que el Estado ostenta en Aena, tenemos como resultado un panorama poco propicio para las firmas del sector.

En el caso de IAG, la gota que ha colmado el vaso han sido las huelgas de pilotos de British Airways y en los aeropuertos de Reino Unido, que han llevado a la compañía hispano-británica a lanzar en las últimas horas un 'profit warning' o advertencia de que sus beneficios serán inferiores a lo previsto. En concreto, cifra en 215 millones de euros el impacto negativo de los paros sobre su cuenta de resultados, con unos beneficios previstos de 3.485 millones de euros. El holding cita en concreto las recientes huelgas que ha vivido su filial British Airways (-137 millones), el cierre temporal de Heathrow (-33 millones) y los cargos de sus 'low cost' (-45 millones). En lo que va de año sus acciones se hunden un 16% al entorno de 5,2 euros, unos 5.200 millones de euros menos en capitalización. 

A lo anterior hay que sumar, en el caso de España, la espantada de Ryanair en Canarias, en su caso por un problema de costes. La compañía 'low cost' dirigida por Michael O 'Leary (14.476 millones de capitalización) se plantea cerrar las bases menos rentables, entre las que se encontrarían Tenerife Sur, Las Palmas de Gran Canaria y Girona. Esta noticia también tendría un impacto negativo en Aena, puesto que la firma es otro de sus clientes principales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING