Atentos a la reunión de la Fed

Vídeo | Powell, la incertidumbre global y el acoso y derribo al que le somete Trump

El presidente del banco central incide en que las dudas planean sobre la economía estadounidense y prepara al mercado para una rebaja de tipos 

La Fed avanza menos alzas de tipos en EEUU
Con el líder de EEUU pensando en la reelección

Hasta en 26 ocasiones empleó el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el término 'incertidumbre' para referirse a la situación económica de su país en su comparecencia ante el Congreso de EEUU. Es al menos la cuenta que se hace la cadena estadounidense CNBC y que deja en evidencia hasta qué punto Powell va a tener que 'justificarse' para aplicar una rebaja de los tipos de interés en la reunión que el organismo va a celebrar el próximo 31 de julio.

La economía estadounidense está en la cresta de la ola y hay quien no quieren que ésta les rompa encima. Sí, el presidente Donald Trump, pretende presentarse a la reelección en las Presidenciales de noviembre del año que viene y teme que para entonces, tal y como advierten los principales analistas de todo el mundo, ni la principal economía del mundo ni los índices de Wall Street muestren tan buena salud. De ahí su estrategia de 'acoso y derribo' para que el banco central baje de una vez los tipos de interés (actualmente en un rango entre el 2,25 y el 2,5%) e insufle más energía a la maquinaria.

De momento, las palabras de Powell han sido interpretadas como que en efecto habrá recorte moderado del precio del dinero este mes y la rentabilidad del bono estadounidense a 2 años, que los analistas emplean como referencia a medio plazo de los tipos, se ha hundido cerca del 5% en apenas unas horas hasta el 1,84%. Para ver un movimiento así de brusco (la rentabilidad se comporta de forma inversa al precio en la deuda) hay que remontarse a la última reunión del emisor el pasado mes de junio. 

En ese encuentro Powell empezó a mostrarse abierto a tocar los tipos de interés por primera vez desde el pasado mes de diciembre. Esty Dwek, responsable de la Estrategia Global de Mercados de la gestora de Natixis, ve poco probable que la Fed vaya a embarcarse sin embargo en un ciclo de relajación de la política monetaria, dada la solidez que refleja la economía de los Estados Unidos.

"La falta de una inflación más alta y un crecimiento salarial aún moderado son municiones para que la Fed alivie su política, pero la actual tregua comercial debería eliminar cierta incertidumbre, lo que implica que tal vez no sea necesaria una mayor flexibilización", añade.

Dario Messi, investigador de Renta Fija del banco suizo Julius Baer reflexiona también sobre el cambio de rumbo en la Reserva Federal. "El enfoque ya no se encuentra en un marco de políticas dependiente de los datos, sino en la gestión de riesgos", apunta.

La Fed estaría tratando de minimizar la posibilidad de un resultado adverso. Por lo tanto, Powell también ha señalado la cautela preventiva que supone la decisión que se adoptará en julio y que los mercados ya descuentan. "Las bajas expectativas de inflación permiten a la Fed seguir esta estrategia, pero cualquier signo de cambio en la presión de los precios sigue siendo un riesgo para los mercados. No podemos descartar rendimientos más bajos en el corto o medio plazo", advierte.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios