Con Société Générale

Villar Mir liquida otro 'pack' de derivados en OHL y recorta su participación 33,3%

El banco francés SG comunica a la CNMV el vencimiento de los derivados financieros contratatos por Villar Mir para protegerse de la caída de OHL.

Société Générale
Société Générale, el banco de cabecera de los Villar Mir / EFE

La familia Villar Mir sigue descosiendo la telaraña de derivados financieros que tejió hace tres años y medio en OHL para protegerse de la caída en bolsa de la constructora. El buen ojo de los primeros accionistas de la constructora les llevó, de forma oportuna, a contratar coberturas financieras sobre las acciones de OHL en octubre de 2015 con un objetivo temporal de cuatro años y, en este 2019, se está produciendo la liquidación de estos sofisticados instrumentos diseñados a medida por la banca de inversión francesa, la preferida del clan familiar.

Según consta ya en la CNMV, el vencimiento de otro ‘collar equity swap’ sobre 2,8 millones de títulos contratado con el banco francés Société Générale (SG) ha llevado a los Villar Mir a reducir su participación en la compañía del 34,6% al 33,3% del capital, aunque este porcentaje bajará hasta el nivel del 30% una vez liquiden todos sus derivados, según explican fuentes financieras a ‘La Información’.

Será solo entonces cuando el primer accionista de la constructora podrá vender la constructora -por la que ha recibido múltiples ofertas desde 2015, según han ido declarando ellos mismos a la CNMV-. El proceso de liquidación de estos derivados  terminará el próximo octubre, ya que los Villar Mir todavía tienen un 2,5% de OHL sujetos, sobre todo, a SG.

Como detalló ‘La Información’ en enero y abril, esos derivados permiten a los Villar Mir mitigar el impacto de la caída en bolsa de OHL. No obstante, su tamaño excede a lo que se podría considerar una cobertura contable y tuvieron tenido que declararlas ante el auditor como meras ‘inversiones financieras’. Los citados ‘collar equity swap’ consisten en vender una ‘call’ y comprar una ‘put’ para generar un efecto neutro, en teoría. Se hace así para abaratar el coste de la protección en el largo plazo y cuando se esperan grandes movimientos a la baja en el precio del activo.

Todo comenzó en octubre de 2015

Fueron contratadas tras la macroampliación de 1.000 millones de euros que realizó la constructora en 2015, que multiplicó por tres su número de acciones en circulación, y provocó una avalancha de títulos en bolsa. Hace tres años, la participación de los Villar Mir en la constructora se situaba por encima del 59% y estaba repartida en varias sociedades: la española Grupo Villar Mir (38%), la luxemburguesa GVM debentures (10,5%), la suiza Alloys International AG (0,22%) y Espacio Activos Financieros (6%), pieza central de la estrategia de cobertura bajista. El archivo de la CNMV recoge como, antes de la ampliación, Grupo Villar Mir comenzó a traspasar acciones de su filial para atender a las garantías de sus bancos de inversión de cabecera entonces: SG, Natixis y Banco Santander.

Los Villar Mir comprometieron desde entonces una parte de esas acciones en el despliegue de una estrategia con derivados que les ha permitido salvar su patrimonio. En concreto, el paquete inicial de acciones sujeto a los contratos de derivados financieros con Société Général y Natixis se situaba hace tres años en torno al 8,9% del capital de OHL, o unos 20 millones de títulos, valorado en entonces en más de 200 millones de euros. Hoy esas mismas acciones valen 26 millones en bolsa.

De hecho, el 100% de la constructora vale menos de 300 millones tras la profunda reestructuración de su negocio en los últimos años. También de su accionariado. La familia ha sabido 'saltar' a tiempo del barco. En junio de 2018, los Villar Mir vendieron el 12% de la empresa por cerca de 100 millones de euros a las pocas horas de cobrar un dividendo extraordinario de unos 50 millones. En total, 150 millones de euros con los que podrían comprar más del 50% de OHL hoy, según su cotización.

Ahora en Portada 

Comentarios