Miércoles, 20.11.2019 - 02:18 h
Ya había revisado a la baja sus cálculos

Villeroy (BCE) advierte sobre la subida del petróleo: puede torpedear el crecimiento

El Gobernador del Banco de Francia alerta de que esta crisis se suma a los efectos de las tensiones comerciales entre EEUU y China y al Brexit

BCE horizontal
BCE horizontal

En el Banco Central Europeo (BCE) han puesto sus barbas a remojar ante la última crisis del petróleo, que ha llevado a dispararse el precio del barril un 14% en la última sesión, tras los ataques del fin de semana a dos instalaciones de la petrolera estatal saudí Aramco. El responsable de la política monetaria de la entidad, Francois Villeroy de Galhau, ha advertido de que el crecimiento del área del euro podría verse afectado y la inflación podría aumentar si el actual aumento de los precios del petróleo resulta ser algo más que un repunte temporal.

Durante la celebración de la Conferencia Mundial de Institutos Bancarios en Londres, Villeroy ha incidido en que el repunte de los precios del petróleo añade nueva incertidumbre económica a las provocadas por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y la salida prevista de Reino Unido de la Unión Europea. Sobre todo porque en lo que llevamos de ejercicio el Brent, de referencia en Europa, acumula un rally superior al 20%, que en el caso del crudo ligero West Texas supera incluso el 30%.  

"Es demasiado pronto para precipitarse a sacar conclusiones apresuradas; debemos vigilar de cerca las consecuencias en el mercado del petróleo, que se caracteriza por una oferta bastante flexible y una demanda moderada", ha apuntado no obstante el también gobernador del banco central francés.

De acuerdo con el último dato disponible, el avance de los precios se desaceleró hasta el 1% el pasado mes de julio, y se sitúa cada vez más lejos del objetivo del 2% que se había planteado la entidad. En su última reunión, celebrada la semana pasada, el organismo ya dejó claro que, pese a que no ve riesgos de recesión inminente, sí considera que se han elevado estas amenazas sobre la marcha económica. Tanto que en esa intervención, la penúltima de Draghi al frente del organismo, el BCE rebajó las previsiones para éste y el próximo ejercicio.

Para hacer frente a este frenazo, el BCE sacó parte de la artillería pesada -dejando balas en la recámara para la sucesora de Draghi, Christine Lagarse, que se estrena el próximo mes de noviembre- con la aprobación de tres medidas: liquidez TLTRO a dos y tres años, programa de compra de activos y rebaja de tipos 'bancarios' ahondando en el terreno negativo. "El paquete de medidas es bastante poderoso tanto a corto como a largo plazo", apuntó en la conferencia de prensa.

el dato

Las previsiones se rebajaron ya antes de la crisis del crudo

Antes de iniciarse esta nueva crisis del petróleo, el BCE ya había revisado a la baja sus perspectivas económicas. Según sus cálculos, en 2019 la economía de la zona euro crecerá una décima menos, hasta el 1,1%, mientras que a los del año próximo les aplica un tijeretazo de dos décimas hasta el 1,2%. Para 2021 la economía de la eurozona avanzaría al 1,4%, en línea con la previsión elaborada en junio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING