Solo sube un 3% desde el anuncio

Wall Street acaba con la euforia en Tesla: el plan de exclusión de bolsa arroja dudas

Elon Musk señalaba que sería "el mejor camino a seguir" ya que le permitiría "operar de la mejor manera, libre de tanta distracción y corto plazo".

Elon Musk, presidente y consejero delegado de Tesla
Elon Musk, presidente y consejero delegado de Tesla / TESLA - Archivo

Elon Musk, fundador y consejero delegado de Tesla, no deja indiferente a nadie a través de las redes sociales. El directivo publicaba el miércoles en Twitter que estaba considerando excluir a la compañía de bolsa y lo haría a un precio de 420 dólares por acción. 

La noticia, ese martes, provocaba que el precio de la acción se disparase un 10,99% y rebotase desde los 341,99 dólares hasta los 379,57 dólares por acción. El mercado, por tanto, se creía el mensaje de Elon Musk, que aseguraba que tenía la financiación asegurada para una eventual operación y valoraba la compañía en 72.000 millones de dólares. 

El famoso mensaje lo publicaba después de que el fondo soberano de Arabia Saudí irrumpiera con fuerza en el capital de Tesla, desembolsando en torno a 2.000 millones de dólares, por lo que contaría con una participación de entre un 3% y un 5%. 

Este optimismo bursátil ha durado poco. Wall Street dudaba de los planes de Elon Musk y la euforia daba paso a un fuerte varapalo. El miércoles caía un 2,43% y el jueves lo hacía un 4,83%, por lo que su precio bajaba hasta situarse en los 352,45 dólares. Solo un 3% por encima de cuando anunciaba su intención de excluir la compañía de bolsa. 

Elon Musk, en una carta remitida a sus empleados y publicada por la compañía, el directivo explicaba que la salida del mercado sería "el mejor camino a seguir" ya que le permitiría "operar de la mejor manera, libre de tanta distracción y pensamiento a corto plazo como sea posible". 

La acción marcaba máximos históricos el martes y el mercado no cuestiona la evolución de los resultados de Tesla. El fabricante de vehículos tiene dos grandes problemas: su deuda y que todavía no ha arrojado beneficios. Aun así, el mercado confía en su potencial y ya vale más que otros gigantes del sector como General Motors. 

La compañía estadounidense se encuentra inmersa y tiene entre 'ceja y ceja' lograr acelerar su producción. Tesla se ha visto afectada por continuos retrasos que han provocado que fabrique muchos menos vehículos de los previstos a pesar de la gran demanda por parte de los consumidores. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios