Jueves, 18.01.2018 - 03:10 h

Santander aprueba nuevos protocolos de seguridad ante alertas de oleaje

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado los nuevos protocolos de seguridad que se desplegarán en la ciudad cuando se activen alertas por fuerte oleaje, con los que se pretende adaptar mejor las medidas preventivas a las condiciones de la mar y la evolución de la alerta.

Santander aprueba nuevos protocolos de seguridad ante alertas de oleaje

Así, según ha informado el Ayuntamiento, la principal novedad es el establecimiento de diferentes niveles de medidas preventivas a lo largo de la alerta, extremando la seguridad dos horas antes y dos horas después de la pleamar.

Según ha explicado el concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, en los protocolos se concretan las áreas que se cerrarán a peatones y vehículos en cada caso, ya sea durante la totalidad del tiempo de alerta o en las horas previas y posteriores a la pleamar.*

Asimismo, se establece qué servicios municipales deberán intervenir para desplegar el operativo preventivo en las distintas zonas de la ciudad incluidas en el dispositivo de seguridad.

De acuerdo con los nuevos protocolos, cuando se active la alerta naranja de oleaje (por olas de entre 4 y 6,5 metros) se cerrará el minizoo de la Magdalena y se prohibirá el tráfico, el aparcamiento y el paso de peatones en la avenida de Manuel García Lago.

En esta última habrá dos puntos diferentes para el corte, de tal manera que el tramo final de la calle quedará cerrado totalmente mientras dure la alerta, mientras que en el resto (desde la rotonda en la confluencia de Doctor Marañón hasta el primer acceso al hotel Chiqui), se cortará el paso desde dos horas antes de la pleamar y hasta dos horas después.

No obstante, los residentes en la zona podrán acceder a sus garajes, así como los clientes del hotel Chiqui, que sólo podrán estacionar dentro del recinto hotelero pero no en el exterior, ya que el aparcamiento en la avenida de García Lago estará prohibido en todo momento mientras esté activada la alerta.

Para los casos de alerta roja (por olas de más de 6,5 metros), las medidas preventivas afectan también a otras áreas, como el parque de Mesones, el paseo paralelo a la Segunda Playa del Sardinero, los bajos de la Primera Playa del Sardinero y el aparcamiento del Camello.

Así, cuando se active la alerta roja quedará prohibido el paso en el parque de Mesones (desde la plaza de Doctor Fleming), así como la totalidad de la avenida Manuel García Lago, el paseo anexo a la Segunda Playa (hasta Piquío), los bajos de la terraza de la Primera Playa del Sardinero, el aparcamiento del Camello y sus accesos (desde Reina Victoria) y todo el área del minizoo y los galeones de la Península de la Magdalena.

En el caso de las comunidades de propietarios de Manuel García Lago y del hotel Chiqui estará prohibido el acceso desde dos horas antes de la pleamar hasta dos horas después, y durante el resto de la alerta sólo se permitirá el acceso de residentes en dichos edificios, o clientes y personal del hotel, previa autorización y siempre que la vía se encuentre despejada en ese momento.

En el despliegue de los dispositivos preventivos participarán efectivos de la Policía Local y personal de Protección Civil, de los Talleres Municipales y del minizoo de la Magdalena.

El concejal ha indicado que con todas estas medidas se pretende garantizar la seguridad en situaciones de alerta y, para ello, ha reiterado también la importancia de la colaboración ciudadana, evitando acercarse a la costa cuando se producen alertas de oleaje y respetando las indicaciones de los servicios de emergencias y protección ciudadana.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios