Domingo, 19.11.2017 - 15:19 h

Catalunya vive un "invierno cálido" y espera una primavera con más temperatura

El arranque de marzo registra "temperaturas casi veraniegas", según Aemet

Catalunya vive un "invierno cálido" y espera una primavera con más temperatura

Catalunya ha vivido "un invierno cálido", al registrar 0,6 grados más respecto al periodo de referencia 1981-2010, y espera una primavera con temperaturas por encima de los valores normales, aunque no especialmente lluviosa.

En rueda de prensa este martes, el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Catalunya, Antonio Conesa, ha presentado el resumen climático del invierno 2016-2017, que analiza los meses de diciembre, enero y febrero.

El diciembre fue cálido con 0,8 grados más, seguido por un enero muy frío --menos 0,9 grados respecto la referencia--, lo que contrasta con enero del año pasado que fue el más cálido registrado en España, y un febrero con 2,1 grados más, "el más cálido en lo que llevamos de siglo XXI".

La calidez de este invierno en Catalunya, que coincide con la del conjunto de España con estos 0,6 grados más, es el quinto con las temperaturas más altas del siglo XXI, aunque esto "no es significativo", ha remarcado Conesa.

Respecto a las precipitaciones, ha sido un invierno "normal" con un diciembre seco que recogió 25 milímetros de media, el 50% del valor de referencia; el mes de enero fue húmedo con 51 mm --112%--, y febrero, "muy húmedo", al registrar 48 mm --140%--.

En el conjunto de España han caído 160 mm de media con un 80% respecto al valor normal y se ha experimentado un invierno seco de promedio, aunque con algunas "diferencias exageradísimas", ha indicado el delegado de Aemet.

El arranque de marzo ha sido muy cálido con "temperatura casi veraniegas" y las previsiones para los próximos diez días son un descenso notable y gradual con máximas de entre 12 y 17 grados, con nevadas en el Pirineo y precipitaciones especialmente en la mitad norte del territorio.

Además, a partir del 24 de marzo y durante el fin de semana se espera una borrasca mediterránea que puede generar precipitaciones "significativas y generalizadas", ha añadido Antonio Conesa.

PRIMAVERA CÁLIDA

Aemet ha pronosticado unos meses de abril, mayo y junio con temperaturas "por encima de los valores normales", aunque las precipitaciones no se aprecian especialmente significativas.

Preguntado por si este escenario puede propiciar más alergias al polen, Conesa ha expuesto que el ciclo vegetal depende de el calor y de la humedad, con lo que las temperaturas cálidas y una primavera lluviosa podrían favorecer una mayor floración de las plantas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios