Miércoles, 22.11.2017 - 10:47 h

EL CAMBIO CLIMÁTICO PONE EN EL 'OJO DEL HURACÁN' A DOS MILLONES DE NIÑOS ESPAÑOLES, SEGÚN UNICEF

España es uno de los países europeos más vulnerables al cambio climático, que deja en el 'ojo del huracán' a un gran número de niños y adolescentes entre cero y 17 años, sobre todo más de dos millones de menores que residen en zonas costeras debido a la subida del nivel del mar.
Así se recoge en el informe ‘El impacto del cambio climático en la infancia en España’, elaborado por Unicef Comité Español y presentado este viernes en una rueda de prensa en Madrid. Es la primera vez que esta agencia de la ONU elabora un estudio sobre la relación entre el calentamiento global y los niños en España.
La directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Unicef Comité Español, Maite Pacheco, indicó que “el cambio climático es una amenaza creciente sin precedentes para la paz, el desarrollo y la prosperidad”.
“Somos la última generación capaz de salvar nuestro planeta. Los niños y las niñas están en el ojo del huracán, los que menos responsabilidad tienen y, sin embargo, los más vulnerables”, apuntó.
De hecho, comentó que unos 500 millones de menores viven en zonas con alto riesgo de inundación, 160 millones en lugares donde las sequías son cada vez más frecuentes y severas (sobre todo en África y Asia), y se calcula que el cambio climático afectará en la próxima década a unos 175 millones de niños al año.
ESPAÑA
Respecto a España, Pacheco indicó que el aumento de temperatura debido a las emisiones de gases de efecto invernadero podría ser de 5ºC más en 2050 respecto a los niveles preindustriales, lo que podría afectar especialmente a los niños.
Uno de los impactos más llamativos es la subida del nivel del mar, que es de entre 2,4 y 8,7 milímetros cada año desde la década de los 90 en el Mediterráneo. De seguir esta situación, las zonas más afectadas serán las costas de Barcelona, Valencia, Málaga y Cádiz, además de Guipúzcoa, con lo que ese fenómeno pondrá en riesgo a más de dos millones de niños y adolescentes.
Además, ese aumento del nivel del mar podría reducir en un 20% el acceso a agua en las zonas costeras, lo que afectará sobre todo a los más pequeños, puesto que, según comentó Pacheco, un adulto tiene un 50% de agua en el cuerpo, un niño un 60% y un lactante un 70%.
“ESTAMOS A TIEMPO”
El informe de Unicef indica que el coste de los daños causados en infraestructuras públicas y privadas y zonas residenciales e industriales debido a la subida del nivel del mar será de hasta un 3% del PIB en 2050, que es la suma de lo que aportan el sector turístico y el agrícola, según Pacheco.
Además, el incremento de las olas de calor supondrá un incremento de los partos prematuros y más impacto entre las familias con pobreza energética, por lo que Unicef reclamó zonas verdes y acceso a fuentes en parques, jardines y escuelas.
Unicef subraya que los niños podrían sufrir un aumento de las alergias y las enfermedades respiratorias por el aumento de las temperaturas, lo que obligará a los servicios médicos y a las familias a adpatarse y a tomar medidas adicionales.
Pacheco indicó que “estamos a tiempo” de prevenir estos efectos después de la entrada en vigor del Acuerdo de París y con el hecho de que el Gobierno esté trabajando en la elaboración de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, por lo que reclamó un “enfoque de derechos de infancia en todas las políticas”.
Por otro lado, la directora de Conversaciones de Ecodes, Cristina Monge, señaló que el cambio climático es “un desafío actual y de todos” porque 2016 fue el año más caluroso desde que se comenzaran a tomar datos de temperaturas globales en 1880 y el 80% de los fenómenos meteorológicos extremos de los últimos años guardan relación con el calentamiento global.
Además, apuntó que el cambio climático “nos afecta a todos” con consecuencias potenciales para la salud y es “profundamente injusto” porque afecta de forma más directa a “los más vulnerables y a los que menos responsabilidad tienen”, como los países en desarrollo y niños, jóvenes y personas mayores.

Ahora en portada

Comentarios