Lunes, 20.11.2017 - 07:07 h

CIENTÍFICOS DESCARTAN QUE EL ICEBERG DESPRENDIDO DE LA ANTÁRTIDA CAUSE UN AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR

El desprendimiento del iceberg A68 de la barrera de hielo Larsen C de la Antártida no provocará un aumento del nivel del mar, según declaró a Servimedia la investigadora del CSIC en el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra Carlota Escutia.
El iceberg, de 5.800 kilómetros cuadrados, ya flotaba en el océano formando parte de una plataforma de hielo en torno al continente, explicó Escutia, para quien el mayor riesgo ahora radica en que esta plataforma de contención, que frena el avance de los glaciares del continente hacia el mar, “ha quedado muy debilitada”.
La llegada de los glaciares terrestres al océano sí produciría un aumento significativo del nivel de las aguas, apuntó, y esto es lo que hay que evitar.
Según la investigadora, “esta no es la primera vez que la plataforma de hielo en torno a la Antártida se rompe”, ya que en 1995 y 2002 sendos icebergs se desprendieron del segmento Larsen. “Eso sí, eran más pequeños y estaban situados más al norte”.
Escutia apuntó que la razón de esta rotura es el calentamiento global en el que incide la actividad humana, lo que no impide que en otras épocas se hayan producido situaciones similares.
“Sabemos que hace 5 millones de años, cuando la temperatura del planeta era 2 grados mayor, este fenómeno ocurría a menudo”, y probablemente pudo suceder por última vez en el último período interglaciar, hace más de 10.000 años”.
Por último, Escutia vaticinó que el iceberg permanecerá unos años prácticamente en el mismo sitio, hasta que empiece a romperse y los trozos más pequeños se desplacen hacia el Norte, siguiendo las corrientes marinas.
Con todo, descartó que ello pueda suponer un peligro para la navegación comercial, pues si llegan a alcanzar las islas del Atlántico Sur, serán ya muy pequeños.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios