Domingo, 15.09.2019 - 15:13 h
Dyson tendrá su coche en 2020

Dyson, DHL, Uniti... el coche eléctrico no es solo cosa de los grandes fabricantes

General Motors, Daimler y el resto de marcas tradicionales de automóviles se van a encontrar con una feroz competencia en la movilidad del futuro.

El prototipo eléctrico que Dyson pretende hacer realidad en 2020
La compañía de aspiradoras se une a la batalla por el coche eléctrico. / Dyson

La carrera por el coche eléctrico ha comenzado, pero apenas se han recorrido los primeros metros. Unos como Tesla han logrado hacerse un nombre en el mercado, otros como Renault-Nissan son líderes de ventas y el tercer grupo es es de las grandes marcas tradicionales que empiezan a desembolsar millones de euros para acortar los plazos y recuperar el terreno perdido. Sin embargo, un cuarto grupo se une a esta ‘batalla’, el de empresas de otros sectores o ‘startups’ que quieren subirse al tren de la nueva movilidad.

El año 2020 es la fecha marcada en el calendario para que las promesas comiencen a hacerse realidad en cuanto a volumen de fabricación y de ventas. Volkswagen invertirá 20.000 millones de euros en 80 modelos electrificados hasta 2025, Daimler gastará 10.000 millones en 25 modelos eléctricos de su división EQ hasta la misma fecha. Además, BMW gastará “decenas de millones” para la fabricación del Mini Eléctrico que estrenará en 2019; Ford invertirá 4.500 millones; y Renault-Nissan ya ha gastado 4.000. Son los líderes de ventas de coches diésel y gasolina, pero la electrificación es el reto.

Pero más allá del sector de la automoción, la última compañía en sumarse a la batalla del coche eléctrico ha sido Dyson, que hasta la fecha produce y vende aspiradoras, secadores de pelo y filtros de aire. James Dyson, el número 164 entre los más ricos del mundo, desveló que su compañía destinará casi 2.500 millones de euros para lanzar un vehículo eléctrico en 2020. A ello se dedica un grupo de 400 empleados que comenzaron a trabajar en su producción hace varios años.

James Dyson, el número 164 entre los más ricos del mundo
Dyson, una de las grandes compañías mundiales en limpieza / Dyson

Dyson va a ampliar el espectro de su negocio. De limpiar la suciedad de las casas, a la contaminación de las ciudades. Por ello, denuncia las ayudas gubernamentales a los fabricantes de coches de combustibles fósiles y ha logrado el apoyo económico de Gran Bretaña. "La contaminación es un problema que se está ignorando. Los gobiernos están subvencionando los mal llamados diésel limpios de fabricantes que han engañado a la población y han eludido las leyes. El resultado son ciudades contaminadas", afirma.​

DHL ya tiene 6.000 furgonetas propias

Deutsche Post DHL, una de las mayores empresas de reparto postal del mundo, también ha desarrollado sus propias furgonetas eléctricas, el StreetScooter. En un año han fabricado unas 6.000 unidades para ir sustituyendo las Volkswagen Caddy. Según informó la compañía, los grandes fabricantes no eran capaces de satisfacer sus necesidades y decidieron construirla por sus propios medios. El motor lo suministra Bosch y la iluminación corre a cargo de Hella.

La StreetScooter solo alcanza los 80 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 80 kilómetros, cifras suficientes para el reparto de pequeños paquetes en perímetros reducidos. Desarrollada en colaboración con la Universidad de Aachen, soporta 16 años de uso, con jornadas de trabajo de 10 horas, seis días a la semana. Está en un continuo proceso de mejora y DHL valora la posibilidad de ponerla a la venta en el futuro.

StreetScooter, la furgoneta eléctrica de DHL
La compañía alemana de reparto ha fabricado 6.000 vehículos. / DHL


Hay decenas de variopintos ejemplos. Jia Yueting se coló como el 37º chino más rico del mundo gracias a su empresa de Internet y tecnología, llamada Leshi Internet. En el mes de julio dimitió como presidente para centrarse en LeEco y el negocio de los coches eléctricos bajo la denominación Faraday Future. El modelo FF91, un SUV eléctrico de lujo, es uno de los coches más potentes del mundo.

'Startups' y tecnológicas

Las empresas de reciente creación también quien tener peso en el coche eléctrico. Una de las más novedosas es la californiana Lucid Motors, fundada este mismo año. Cuenta con 131 millones de dólares para producir el Lucid Air a partir de 2019 y se centrará en la gama de lujo.

Otra compañía jóven es Uniti, cuyo proyecto es ‘verde’ en todos los sentidos. Utiliza materiales sostenibles en la fabricación de un biplaza eléctrico y su lema es “el automóvil eléctrico sueco que viene para salvar al mundo". Nació a partir de un campaña de crowdfunding y tras una alianza con Siemens, la startup espera entregar sus primeros coches en 2019 por unos 23.0000 euros.

Pero hay muchas más, como Proterra, que se dedica a la fabricación de autobuses eléctricos. Rivian Automotive, la ‘startup’ que más creció en 2016 hasta llegar a 1.000 empleados. O NIO, que con sus nuevos modelos y prototipos se postula como el gran rival de Tesla en el mercado chino.

NIO Eve
El coche para competir con Tesla en China. / NIO

Y otro escalón diferente están las grandes compañías tecnológicas que se han convertido en representantes de la apuesta por el coche eléctrico. Las que más han invertido hasta la fecha son Google y Apple, que según las últimas noticias se han reorientado a ofrecer la tecnología a los grandes marcas y no en fabricar su propio coche pese a que ya presentaron sus prototipos en el pasado.

Es decir, están dispuestas a desarrollar el software, el sistema de conectividad, la conducción autónoma... Google ya lo está probando en 600 monovolúmenes Chrysler y Apple con tres Lexus RX. En esta misma línea trabajan otras grandes compañías como Samsung, Intel, Microsoft o Verizon, entre otras. Este punto de encuentro calmó las aguas entres los grandes fabricantes, que vieron en estas multinacionales una competencia feroz. De esta forma, ambas partes se ahorran dinero en investigación y desarrollo. ¿Cuál de todas será la fórmula del éxito?

Ahora en Portada 

Comentarios