Jueves, 18.04.2019 - 16:59 h
Para recargar tu móvil sin problema

Cinco SUV premium con cargador inalámbrico por menos de 35.000 euros

Olvidarse del cable para reanimar al teléfono ha dejado de ser un problema en modelos como el DS 7 Crossback o el nuevo Volvo XC40.

Cargador principal
Cargador principal

Los últimos lanzamientos del mercado hacen que cada vez sea más cómodo utilizar el móvil en el coche. No solo se conectan a él para aprovechar sus aplicaciones de forma segura. También se está extendiendo a más segmentos la posibilidad de cargar su batería con placas de inducción, sin necesidad de cable.

Uno de los segmentos que más evolucionan, el de los SUV compactos y medios, lo integra con frecuencia en los equipamientos de las novedades lanzadas este año. Casi todas las marcas premium lo ofrecen y sus precios van desde los 218 hasta los 455 euros, en ocasiones asociados a paquetes con otras tecnologías prácticas para el día a día.

Audio Q2
Audi Q2

El crossover más urbano de Audi cuenta con cargador inalámbrico de móviles en cualquiera de sus acabados, incluido el básico Advanced desde 27.210 euros. Forma parte de un paquete denominado 'Audi phone box' de 400 euros. Es un sistema de inducción basado en el estándar Qi, utilizado por los fabricantes más importantes de teléfonos como Apple, Samsung o Xiaomi.
​​
El paquete permite asimismo optar por el método tradicional de carga por cable a través de un puerto USB. El móvil se conecta así a la antena del vehículo, reduce las radiaciones del habitáculo y mejora la calidad de la señal. Es capaz de emparejar hasta dos teléfonos simultáneamente.

BMW X1
BMW X1

El equipamiento del SUV del fabricante bávaro, más amplio que el Audi Q2 -4,44 metros frente a 4,19 de longitud-, tiene esta opción ya en la variante más económica. Es la sDrive16d con motor de gasóleo de 116 CV, cambio manual y tracción trasera. Su precio asciende a 31.950 euros.

El sistema de telefonía de carga inalámbrica vale entre 455 o 473 euros dependiendo del impuesto de matriculación. Del mismo modo que en el Audi, se complementa con una conexión USB. Se diferencia por su mayor amperaje, lo que posibilita una carga más rápida, y por su vinculación a la antena y a un segundo micrófono, de forma que la transmisión de la voz resulta más clara.

DS 7 Crossback
D7 CROSSBACK

La marca premium del grupo francés PSA comienza a introducir esta tecnología en su gama por su SUV 7 Crossback. No hace falta ir a las versiones más caras para encontrarla. Está disponible con la combinación menos costosa de motor, uno de gasóleo de 130 CV, y el nivel de equipamiento más sencillo Be Chic, todo por 32.050 euros

Se llama 'Recarga nómada sin cable para smartphone'. Puede escogerse tanto de forma individual por 250 euros como contenida en el paquete Business. La tarifa de este último es de 1.450 euros y añade faros antinieblas LED, sensor de aparcamiento delantero, cámara de visión trasera y lunas traseras sobretintadas.

MINI Countryman
Mini Countryman

El MINI Countryman comparte con el BMW X1 el mismo sistema. Conserva el nombre y pertenece igualmente al equipamiento opcional de todas las versiones. Para adquirirlo, es necesario instalar otros elementos: el reposabrazos delantero, la radio Visual Boost con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y la interfaz MINI Connected para conectar móviles.

Todos ellos exigen abonar 960 euros en el MINI One, por 26.778
euros con motor de gasolina de 102 CV y 27.750 euros con el diésel de 116. En las demás versiones del Countryman, el conjunto radio Visual Boost y MINI Connected viene de serie, por lo que el precio final se rebaja a 560 euros -400 de la carga inalámbrica y 160 del reposabrazos-.

Volvo XC40
Volvo

El modelo sueco de 4,43 metros de largo destaca por anunciar el precio más atractivo para esta opción. El cargador de smartphones por inducción vale 218 euros, independientemente del acabado y de la variante. Los precios arrancan en 32.650 euros en el gasolina T3 de 156 CV con cambio manual y tracción delantera.

Basta con colocar el teléfono en el hueco situado justo debajo de la toma de doce voltios de la consola central y se iniciará la carga de la batería.
Volvo lo propone, además, en el paquete opcional 'Connect Pack' de 436 euros. Lo asocia a los protocolos Android Auto y Apple CarPlay de integración de móviles para emplear algunas de sus aplicaciones con la voz, desde la pantalla táctil del salpicadero o con los botones del volante.

Ahora en Portada 

Comentarios