Martes, 16.07.2019 - 09:15 h
Novedades

El Mercedes-Benz Clase V se renueva en 2019: a la venta desde finales de este mes

Una imagen remozada viene acompañada de una nueva versión de 239 CV, un cambio automático de nueve marchas y ayudas a la conducción mejoradas.

Mercedes-Benz
Mercedes-Benz Clase V

El monovolumen más lujoso de Mercedes-Benz recibe en febrero una puesta al día en todas sus versiones. La gama 2019 de la Clase V, fabricada en Vitoria, se caracteriza por ligeros retoques estéticos, motores diésel al día con las últimas normativas de emisiones, una transmisión automática más moderna y equipamiento de seguridad ampliado. La marca iniciará las entregas de las primeras unidades en mayo.

En el exterior, la nueva Clase V se distingue por la forma distinta de la parrilla y por el nuevo diseño de los parachoques. Su aspecto varía según el acabado de los tres disponibles: el de partida Avantgarde, el deportivo AMG Line y el más elegante Exclusive. Estrena cuatro colores para la carrocería y se ha renovado todo el catálogo de llantas, con tamaños de diecisiete a diecinueve pulgadas. El habitáculo presenta materiales decorativos de mayor calidad en el salpicadero y salidas de aire diferentes.

Nuevas mecánicas y cambio automático más eficientes

Mercedes-Benz basa las versiones -todas diésel- de la Clase V 2019 en un bloque más compacto y ligero que el anterior que genera menos ruido y vibraciones. Conocido por el código OM 654, tiene también cuatro cilindros y destaca por una variante adicional más potente que se sitúa como tope de gama. Es la V 300 d de 239 CV, que puede pedirse, al igual que el resto, con tracción total 4MATIC en opción.

Como la inferior V 250 d de 163 CV, está unida por defecto a la caja de cambios automática 9G-TRONIC de nueve velocidades que sustituye a la previa de siete. Cuenta con tres modos de funcionamiento -manual, Sport y Comfort-, el primero pensado para cambiar de marcha utilizando las levas del volante. El fabricante propone, además, dos tipos de suspensión opcionales: una deportiva con amortiguación más dura y la AGILITY CONTROL de rigidez ajustable.

Mercedes-Benz CLA
Mercedes-Benz CLA

Dos asistentes adicionales que refuerzan la seguridad

La Clase V 2019 es más segura gracias a la introducción de dos ayudas a la conducción, ambas opcionales. La primera es la frenada de emergencia activa (Active Brake Assist). Si detecta peligro de colisión con el vehículo que circula delante, emite señales acústicas y visuales para alertar al conductor. En el caso de que no reaccione, frena de forma autónoma tratando de evitar el choque o reducir los daños. Es capaz de detectar peatones cruzando la calle y obstáculos estáticos.

La segunda es la desactivación parcial de la iluminación con luces largas (Highbeam Assist Plus), de forma que no deslumbre a los vehículos que se aproximan de frente. Este sistema apaga parte de los diodos del haz principal de los faros LED creando así una U que solo oscurece lo que supondría una molestia para el otro conductor.

Otras novedades del equipamiento se hallan en los extras para el habitáculo. Se ha añadido una nueva tapicería 'Tartufo' de cuero napa en color marrón y un tipo de asientos individuales para la segunda fila más cómodos. Bautizados Luxury, incluyen respaldo totalmente reclinable con ajuste eléctrico y tres niveles de climatización, así como de masaje. Son de serie en el acabado Exclusive.

Ahora en Portada 

Comentarios